Baloncesto

BALONCESTO - LEB ORO

Levitec, ante un punto de inflexión o un paso más al abismo

Los oscenses reciben al HLA Alicante para romper su mala racha y mantener la esperanza de luchar por la permanencia hasta final de temporada

Javi García penetra a canasta ante Dedovic en el partido del pasado jueves.
Javi García penetra a canasta ante Dedovic en el partido del pasado jueves.
Pablo Segura

Queda mucha liga todavía, pero las balas se le están agotando a un Levitec Huesca que tiene que empezar a ganar si quiere, al menos, mantener la ilusión de lograr la permanencia de aquí a final de temporada. A cinco victorias ahora mismo de distancia de la salvación, aunque con los averages particulares perdidos y algún partido más que sus principales rivales, la situación no se puede ocultar que es desesperada, y si no se rompe esta pésima racha de ocho derrotas seguidas, en pocas semanas el equipo podría estar desahuciado.

Por tanto, nueva oportunidad en casa, donde mejor nivel de momento está dando el equipo, para ganar y seguir con ese sueño. Y otro rival duro enfrente, algo que se repite jornada a jornada. Alicante, salvo la derrota por un solo punto en casa el pasado miércoles, llega a Huesca después de enlazar cuatro victorias seguidas y dejando muy buenas sensaciones. Para los levantinos ganar en Huesca supondría además acabar de alejar a un rival en la zona baja y sumar ya diez victorias, un poco más cerca de atar la permanencia.

Y en este partido de tanta necesidad el pivot Xavi Rey, pieza fundamental en las últimas semanas, volverá a ser baja, como ya ocurrió el jueves ante Melilla. Una ausencia más que importante que obligará sobre todo a Etxeguren y Jaime Fernández, y a Aday Mara si puede estar como ya ocurrió el jueves, a multiplicarse para dar consistencia al equipo bajo los aros. Además, el estadounidense Maverick Rowan es seria duda después de que el jueves, tras haber calentado junto al resto del equipo, tuviera que dejar la pista por protocolo covid.

Con todo, los peñistas, que han demostrado espíritu competitivo y afán de lucha en cada jornada, pese a lo peliagudo de la situación, tratarán un partido más de ser un poco más regulares en su juego, de dar un paso al frente en el juego interior, uno de sus principales problemas ante Melilla, y de encontrar esa suerte que les ha sido esquiva en muchos encuentros, también con el apoyo de la grada. Que todos los jugadores disponibles cumplan con su rol y mantengan el nivel conforme avancen los minutos será fundamental para que el Peñas esté siempre en partido y con opciones, como ha ocurrido en casi todos los partidos de casa.

El técnico peñista, Carlos Lanau, se mostraba realista en la previa y señalaba que la situación es muy delicada, pero que seguirán luchando, siendo profesionales, hasta que las matemáticas, si es que sucede, digan lo contrario. El técnico pedía una “conjura” de los suyos para conseguir esa victoria que suponga un punto de inflexión.

Sobre Alicante, Lanau señalaba que llega en muy buena línea, y que tras perder ante Palencia vendrán con una especial motivación para llevarse la victoria. 

Etiquetas