Baloncesto

BALONCESTO / LEB ORO

Sikiras y Joelvin, con ilusión y energía en el Levitec

Los fichajes del equipo oscense ven un bloque unido y capacidad para competir

Njegos Sikiras, el miércoles durante el entrenamiento del equipo en el Palacio de Deportes.
Njegos Sikiras, el miércoles durante el entrenamiento del equipo en el Palacio de Deportes.
Pablo Segura

El Levitec Huesca La Magia tiene ya a la mitad de los refuerzos en la pista, con la incorporación del pívot Njegos Sikiras y del escolta Joelvin Cabrera a los entrenamientos.

Han entrado al equipo con ilusión, pero con los pies en el suelo y conscientes de la difícil situación deportiva que vive el equipo. La intención de ambos es ayudar al equipo a mejorar todo lo posible.

Njegos Sikiras tiene experiencia en la competición y ya ha jugado este año en el Tau Castelló. Llega a Huesca “consciente de la situación. Personalmente no cambia porque voy a seguir luchando, peleando y a ayudar al equipo lo máximo que pueda”.

Explica que se siente “física y mentalmente muy bien. La situación no es normal, pero intentó poner energía y alegría”. Y se siente con “ganas de jugar minutos, sentirme jugador y aportar todo lo que pueda”.

El jugador bosnio señala que, por encima de circunstancias, este es su “trabajo y hay que ser profesionales. Veo al equipo con ganas de entrenar, aunque la situación no sea la mejor. Podemos competir sí o sí, pero al final ya veremos los resultados. Intentaremos hacer lo mejor”.

Respecto a su juego, dice que “ante todo es de mucha energía y de subir al equipo a máximo nivel”. Y colectivamente considera que “el objetivo es ser el mejor equipo posible en esta temporada, ser la mejor versión de nuestro equipo”.

Cree que el Levitec Huesca la Magia “es un equipo muy sencillo que puede correr mucho, que tiene capacidad de defender, pero eso es más personal. Con ganas de luchar podemos sacar muchas ventajas y correr”. Sikiras considera que “la defensa es corazón. Si lo dejas todo en la pista, el resto llegará”

Cuenta que ya conocía a Jorge Lafuente y a “Xavi Rey, que es un veteranos al que todo el mundo conoce”.

Y añade que con los últimos fichajes, este Peñas es “un equipo nuevo. Nos estamos conociendo y aprendiendo las jugadas. La gente es muy maja, buena gente y eso con el tiempo se juntará”.

Respecto al rival de este fin de semana, destaca que “Granada es el primero en la tabla y quiere subir a la ACB. Vamos a competir y a dar nuestra mejor versión. No va a ser fácil, pero vamos a luchar hasta el final y veremos el resultado”.

Sikiras prefiere no “no pensar en qué pasará al final de temporada, hay que ir partido a partido y paso a paso. Va a ser muy difícil ganar diez partidos, pero todo es posible. Vamos paso a paso y semana a semana”.

El caso de Joelvin Cabrera es algo distinto, pues ya estuvo en Huesca en pretemporada. Entonces los técnicos no lo incluyeron en el equipo y ahora, tras pasar por una competición en su país y jugar con el Martinenc en EBA tres partidos, relata que ”en la última semana me comentaron que volver a Huesca era una opción y no lo dudé. Era mucha ilusión porque conocía al entrenador, a Carlos, y a los compañeros que estaban en pretemporada. Estoy con ganas de ayudar al equipo”.

Joelvin Cabrera emprende su segunda etapa en el equipo, tras estar en pretemporada.
Joelvin Cabrera emprende su segunda etapa en el equipo, tras estar en pretemporada.
Pablo Segura

Cree que pese a la situación los jugadores “están muy unidos. Para sólo llevar dos victorias, están muy cohesionados y son una piña y acogen muy bien a los nuevos. Yo me siento como si llevara toda la temporada con ellos y Njuegus (Sikiras) también. Es un grupo muy acogedor y el entrenador transmite confianza. Es motivo para ir partido a partido, semana a semana y ver qué podemos hacer”.

Cree que aunque llevan muchas derrotas seguidas, “si seguimos trabajando en esta línea y con una plantilla más larga se pueden competir mucho mejor los partidos y conseguir victorias. He visto los partidos y han competido, pero siendo siete u ocho hay agotamiento físico. No se rinde igual los primeros cuartos que los últimos cinco minutos y ahí se han decidido partidos”, dice.

Por su parte, espera “mantener la conexión e integrarme” y en pista “aportar energía y cualquier consigna del entrenador para ayudar al equipo defendiendo, corriendo, animando desde el banquillo o lo que sea. Hemos venido a colaborar para ayudar al equipo y acabar de la manera más digna”.

No se aventura a decir su punto fuerte, pero se considera “buen defensor de uno contra uno, puedo jugar bien transiciones, situaciones de bloqueo directo, repartir juego y tomar algún tiro exterior”.

Joelvin considera “un sueño” poder debutar en la LEB Oro y hacerlo contra el Granada. “Es un partido para disfrutar y para competir al máximo y si salimos con la victoria, mejor para nosotros y para el club”.

Y cree que el camino para intentar ganar es “seguir aprovechando las cualidades de cada jugador, como Xavi Rey, que domina el poste bajo y el tiro de media distancia, a Ayoze en la transición o a nuestros tiradores con buenos tiros abiertos. Pero las victorias deben llegar desde la defensa. Hay que mantener un nivel defensivo alto durante todo el partido”.

Etiquetas