Baloncesto

BALONCESTO - LEB ORO

El descenso, solo una cuestión de tiempo para Levitec Huesca

Incluso ganando todos los partidos que restan el equipo podría bajar a Plata

Los peñistas no se van a rendir en ningún momento pero la permanencia está casi imposible.
Los peñistas no se van a rendir en ningún momento pero la permanencia está casi imposible.
Pablo Segura

Cuesta asumirlo, y más decirlo mientras queda competición y las matemáticas de momento permiten un hilo de esperanza, pero Levitec Huesca La Magia está prácticamente condenado al descenso cuando todavía quedan nueve jornadas para que termine la liga regular.

Ya lo dijo el técnico, Carlos Lanau, antes del partido de este domingo en Palma, que la permanencia estaba “lejísimos” y, con la derrota en tierras baleares, se puede decir que se ha puesto imposible.

Los fríos y crueles números son contundentes. Si se miran las últimas temporadas, al menos en las que ha habido 18 equipos y una liga regular, como ahora, han sido necesarias doce e incluso trece victorias para no ser de los tres últimos clasificados y por tanto bajar a Leb Plata. Con tres victorias, y a falta de nueve partidos, incluso ganando los nueve, algo que vista la trayectoria del equipo hasta ahora no es imposible pero cuesta pensarlo, se sumarían doce, una cifra que puede no ser suficiente. Por tanto, más que complicado.

Y otro detalle es la clasificación de los rivales directos en esa lucha por la permanencia. Ahora mismo Palma es penúltimo con seis victorias, tres más, y además con el average ganado después de su victoria del domingo. Por si fuera poco, los mallorquines tienen un partido pendiente.

Y justo por encima hay dos equipos con nueve victorias, uno tercero por la cola, Juaristi, y otro 15º y primer equipo fuera de descenso, el Prat. Ambos equipos tienen también un partido pendiente, que en los dos casos van a jugar esta semana. Los vascos juegan este miércoles en la pista de Girona y este jueves lo hará el Prat en la cancha de Oviedo.

Aunque ambos perdieran, y por tanto se pondrían al día en cuanto a partidos jugados y la diferencia con Levitec se mantuviera, la distancia sería de seis triunfos a falta de nueve partidos. Cabe recordar que todavía los peñistas deben enfrentarse con ambos, con los guipuzcoanos en casa y con los catalanes en su pista, y que además estos encuentros resolverán el average, que de momento está ganado por parte de los dos rivales.

Esto quiere decir que en estas últimas nueve jornadas el Peñas debería ganar seis más que Juaristi y que Prat, y además ganarles los dos partidos de la segunda vuelta y dando la vuelta a un average que es de -33 con Juaritis y de -9 con los catalanes.

Una misión imposible para un equipo que, no hay que olvidarlo, hasta ahora solo ha ganado tres partidos, no ha conseguido ninguna victoria a domicilio y de los últimos catorce partidos solo ha conseguido ganar uno.

Un año con todos los inconvenientes económicos y deportivos que se han ido sucediendo desde el principio y que por desgracia van a poner fin a una trayectoria de más de una década en la segunda categoría del baloncesto español. Tocará empezar a planificar la próxima temporada y el sueño de regresar.

Etiquetas