Baloncesto

Mundial Sub 17

Marina Mata se cuelga una gran plata en Budapest y hace vibrar Barbastro

La deportista del Vero ha completado un buen partido aunque España no ha podido con la poderosa Estados Unidos

Marina, con su familia en Budapest y la medalla al cuello
Marina, con su familia en Budapest y la medalla al cuello
S.E.

La jugadora barbastrense Marina Mata Galindo (Siglo XXI Barcelona) tuvo su minuto de oro a falta de 1’26” en el segundo cuarto cuando anotó dos puntos en su primer tiro nada más salir y puso el marcador en 35-23. La cuenta personal se amplió hasta ocho en la final del Mundial de Baloncesto Femenino U-17 que se ha disputado en Hungría. España se batió el cobre en busca del oro y se colgó la plata frente a Estados Unidos con derrota de 84-62.

Marina fue de las mejores jugadoras en el tercer cuarto, que jugó completo y anotó seis puntos en medio del “Marinaaaaa”… que se escuchó en las salas del Centro de Congresos, donde se vio el encuentro en pantalla grande por iniciativa del ayuntamiento. La familia de la jugadora, desde los abuelos Jesús y Maribel hasta los primos pequeños, disfrutaron del ambiente al que se sumaron el alcalde Fernando Torres, la concejala Blanca Galindo, Guillermo Juste, ex entrenador de Marina, amigas y aficionados.

El resultado final fue lo de menos porque la noticia social y deportiva es la primera medalla conseguida en un Mundial por una deportista local que traerá a Barbastro, donde está prevista la recepción municipal. Jesús Galindo, abuelo materno, dijo que “es un orgullo ver a la nieta en su primer Mundial, hay que tener en cuenta que está entre las doce mejores jugadoras en España. Me ha emocionado mucho cada vez que suena el himno nacional y está firme como debe ser”.

En el ambiente familiar se ha vivido el Mundial “con intensidad porque no todos pueden presumir de tener una nieta en la Selección de España entre las dos mejores del mundo. Claro que le daré una propina, aunque hubiera venido sin medalla”.

En cuanto al partido, “la posibilidad de ganar a Estados Unidos era difícil, han competido pero salvo que la Virgen del Pilar y San Lorenzo echaran una mano estaba complicado…” En las gradas, lejos de Barbastro, han estado sus hijos Chus y Patricia con la familia, “han disfrutado porque Marina es una gozada como persona, aparte de las buenas notas que ha sacado y en esa escala, tal vez el deporte sea lo último”.

Blanca Galindo estaba de acuerdo con su padre, “la evolución de mi sobrina ha sido grande en calidad humana y valores personales desde el momento que tomó la decisión de marchar a Barcelona”. Vanesa, Carla, Adriana y Elena, amigas de Marina, le esperan para disfrutar en las fiestas de Estada y se mostraron “muy orgullosas de ella porque la conocemos hace mucho tiempo, nunca perderá su identidad”.

Fernando Torres, alcalde de Barbastro, destacó que “la medalla de plata que ha conseguido Marina es un hecho histórico a nivel del deporte local y estamos más que orgullosos de su presencia, así que le organizaremos una bienvenida porque, además, ha demostrado que deporte y estudio son perfectamente compatibles”.

"Nivel excepcional producto de su trabajo"

Marina no quería ir a la convocatoria de la Selección de Aragón Infantil y recuerdo que la obligamos desde el club, tuvimos el apoyo de sus padres y desde la federación nos insistieron también” recuerda Carlos López, coordinador en la Escuela de Baloncesto cuando comenzó la jugadora. Años después, tras verla entre las que compitieron en la final del Mundial, no tiene dudas, “me parece algo histórico para el baloncesto en Barbastro”.

En cuanto a la jugadora, “está a nivel excepcional, es verdad que le veíamos una progresión enorme, pero ha superado el techo que pensábamos”. Respecto a si ha cambiado mucho, “una vez que salió de Barbastro. el esfuerzo personal es grande en horas de entrenamiento, compatibilizar estudios, ha madurado mucho como persona”.

Carlos López destaca “las grandes mejoras en juego, donde ha evolucionado hacia situaciones de juego interior en Siglo XXI y se ha visto en la Selección. Tiene tal capacidad física que se adapta bien a las formas de jugar, la evolución ha sido grande. Cuando trabajabas con ella aspectos técnicos adecuados para más edad, lo asimilaba con una capacidad innata, era brutal”. l

Etiquetas