Baloncesto

baloncesto/leb plata

El Lobe Huesca fue peor en un partido horrible (64-73)

No ha tenido ni acierto ni capacidad para cambiarlo cuando el Gran Canaria se le ha escapado al final

Rubin de Celis, en acción durante el partido de este sábado.
Rubin de Celis, en acción durante el partido de este sábado.
PABLO SEGURA

El Lobe Huesca La Magia ha caído en en el Palacio de Deportes ante el Gran Canaria por 64-73. En un partido horrible por parte de ambos, los canarios han tenido unas gotas más de calidad en su base Duscak para resolver el duelo al final. Antes se ha visto un festival de pérdidas y despropósitos, en el que los peñistas han dependido para ponerse por delante de unos triples que les entraban con cuentagotas. Al final no han aparecido y el partido se ha escapado.

El Gran Canaria ha comenzado el encuentro mandando desde su poderío físico cerca de canasta, con un Etxeguren dominador (4-8) y un Lobe Huesca algo apocado. Los canarios controlaban a N'Guessan y el Peñas sólo ha empezado a encontrarse cómodo cuando le han entrado algunos triples. Su nivel defensivo también ha mejorado y ello le ha servido para ponerse por delante, aunque el duelo estaba muy nivelado y el primer cuarto ha cerrado con empate (17-17).

El Lobe ha comprobado en el inicio del segundo cuarto que en el cuerpo a cuerpo cerca de la canasta tenía las de perder (17-22). Se ha sostenido desde el empeño hasta que han vuelto los tripes de Yarnoz y Celis para devolverle la delantera (29-28). Los canarios han fiado su ataque a la inspiración de sus exteriores y han recuperado el tono. Y los peñistas han tenido más verticalidad y conseguido anotar en penetraciones o metiendo balones interiores. Se ha llegado al descanso con un nuevo empate (37-37).

El primer tramo de la segunda parte ha sido un despropósito por parte de los dos equipos, con constantes pérdidas y sin apenas anotación. El Peñas conseguía ponerse por delante en el río revuelto, pero el duelo seguía igualado, pese a un triple de Rubin, y Etxeguren ponía a su equipo por delante con dos buenas acciones (46-47). Ha hecho ademán de escaparse Gran Canaria con acierto de sus exteriores, pero el Peñas ha reaccionado con rapidez y se ha alcanzado el final de cuarto con 51-53.

Los primeros compases del cuarto final han sentado mejor a los canarios, con más acierto desde fuera y, sobre todo, con inspiración de Del Cerro. El Peñas estaba más dubitativo y fallón en ataque e iba a remolque (56-62). Necesitaba los triples que le habían dado la delantera en otros momentos, pero no le entraban. Y ha llegado de la mano de Rubin, como en las veces anteriores (60-62). Las decisiones arbitrales estaban siendo polémicas y los canarios salían favorecidos (60-65). Y el base visitante Duscak ha puesto unas gotas de calidad diferenciales entre la mediocridad y ha acercado a su equipo a la victoria (64-72). Ya ha sido inamovible. 

Etiquetas