Balonmano

BALONMANO - NACIONAL AUTONOMÍAS

Póker cadete e infantil de BM. Huesca en Valladolid

Los cadetes Pepe Floris y Lucas Yebra y los infantiles Alonso Castrillo y Alejandro Gabarre forman parte de los equipos de Aragón

Póker cadete e infantil de BM. Huesca en Valladolid
Póker cadete e infantil de BM. Huesca en Valladolid
S.E.

HUESCA.- Cuatro jugadores del Balonmano Huesca juegan con Aragón a partir de este miércoles el Campeonato de España de categorías cadete e infantil, que tiene lugar en Valladolid y que reúne a los jugadores más prometedores del país.

Se trata de los cadetes Pepe Floris y Lucas Yebra y de los infantiles Alonso Castrillo y Alejandro Gabarre.

El equipo infantil de Aragón parte en la categoría Campeonato, con las ocho mejores selecciones autonómicas. Ha quedado encuadrado con las de Castilla y León, Navarra y Andalucía, con las que jugará los dísa 2, 3 y 4, respectivamente.

El objetivo de la selección aragonesa es pasar a cuartos de final, lo que consiguen los tres primeros del grupo, y evitar con ello el descenso a Copa.

Los oscenses Alonso Castrillo y Alejandro Gabarre se estrenan en un Nacional. El coordinador de la cantera oscense, Néstor Oliva, valora el hecho de que ya estén en selecciones, pues en Huesca la iniciación se realiza con Diverbalonmano y por ello les cuesta algo más entrar en las selecciones hasta que hacen la adaptación al balonmano a 7.

Gabarre es un jugador muy alto y de gran envergadura, que juega de lateral izquierdo, tiene un buen uno contra uno y defiende. Castrillo es un jugador no muy alto, pero potente, con buen uno contra uno y rápido de piernas en defensa, lo que lo hace especialmente valioso en defensas abiertas. Suele actuar como lateral derecho, aunque es diestro.

En categoría cadete Aragón parte desde la Copa y el objetivo es ascender al Campeonato con los ocho mejores, para lo que tendrá que superar un par de eliminatorias. Empezará midiéndose a La Rioja.

Tanto Pepe Floris como Lucas Yebra han jugado ya Campeonatos de España con Aragón. Oliva comenta que Floris es un jugador muy físico y grande para la categoría, pues roza el 1,90 metros de estatura. Juega de lateral izquierdo, tiene mucho lanzamiento y uno contra uno y aporta mucho en defensa. Y Yebra es portero y destaca por su rapidez, "valentía y forma de atacar al lanzador". Ambos juegan además de en su categoría con el equipo juvenil del club.

Para Oliva es satisfactorio tener a cuatro jugadores de la base en las selecciones, aunque en esta ocasión no hay jugadores en el combinado juvenil ni en ninguno de los femeninos, que también disputas sus nacionales.

Etiquetas