Balonmano

BALONMANO - LIGA ASOBAL

Bada Huesca se dejó ir en la segunda mitad

Los fallos de lanzamiento lastraron al equipo en una primera parte igualada (12-8) y después le faltó competitividad

Bada Huesca se dejó ir en la segunda mitad
Bada Huesca se dejó ir en la segunda mitad
S.E.

DUNQUERKE 26

BM. HUESCA 14

Dunquerke: Billate (7, 4p), Taboada (6), Suholeznik (1), Piñeiro (2), Thellier (1), Nogoma (1), Bellahcene, Pelayo (1), Davues (1), Rahm (2), Lippens (1), Butto (3).

Bm. Huesca: Jorge Gómez y Arguillas (Porteros), Val, Carmona (2), Camas, Adriá (3), Ostojic (1), Mota (3), Carró (1), Félez, Oier (4), Zungri, Mira, Marcelo, Malo,

Parciales: 12-8 (descanso), y 26-14 (final).

Exclusiones: Taboada, Suholdznik (2), Nogoma (2) y Butto, del Dunquerke y Carmona, Ostojic, Oier y Marcelo, de Bada.

HUESCA.- Bada Huesca cayó este domingo de forma contundente en el segundo encuentro del torneo disputado en Chatellerault. Los oscenses mantuvieron la tensión hasta el descanso, pese a la dificultad para hacer goles, pero se vinieron abajo después y estuvieron poco competitivos en la segunda mitad, lo que les dejó en sólo 14 goles.

Tras la buena imagen dejada en la primera jornada, en la que el equipo plantó cara ante el Chambery, especialmente en la segunda mitad, la intención era hacer un buen encuentro ante otro potente rival de la liga francesa.

Y no empezó mal Bada, mostrándose competitivo, pero fallando en exceso en sus lanzamientos. Al equipo opscense le penalizaron los cuatro fallos en lanzamientos de penalti en la primera mitad, además de otros errores en situaciones claras en 6 metros contra el portero.

Ello les llevó a ir a remolque, aunque seguían en partido y con opción de cara a la segunda parte (12-8).

Pero los problemas de cara al gol no solo no se resolvieron, sino que se agravaron y Bada solo fue capaz de meter dos goles en veinte minutos.

No le salían las cosas al equipo oscense, que bajó los brazos y vio cómo las diferencias crecían hasta el marcador final.

El técnico José Nolasco lamentó al final del encuentro la actitud ante la dificultad y no haber aprovechado el encuentro como preparación. Espera que no se vuelva a repetir esa caída de brazos y recuerda que hay que "ser un euqipo, tener punto de humildad y ser competitivos" y subrayó que el orgullo es "innegociable".

Etiquetas