Balonmano

BALONMANO - FASE DE ASCENSO A PRIMERA NACIONAL

BM. Huesca B, "a disfrutar" en Calella

El capitán Ismael Pérez destaca que piensan "partido a partido" y confía en la defensa y las contras

BM. Huesca B, "a disfrutar" en Calella
BM. Huesca B, "a disfrutar" en Calella
P.S.

HUESCA.- La plantilla del BM. Huesca B viaja este viernes a la fase de ascenso a Primera Nacional "a disfrutar" y con la mentalidad de ir "partido a partido" y "ver si hay suerte", explica el capitán del equipo Ismael Pérez.

Los cuatro equipo participantes en Calella se juegan una plaza de ascenso y la opción de ser uno de los tres mejores segundos de los seis grupos que juegan en toda España y que también subirán.

Ismael explica que se toman "con tranquilidad" esta cita, después de ganar la competición aragonesa, que les había dejado una espina clavada en los últimos años.

En su caso, ya jugó la fase de ascenso que disputó el equipo en Gijón hace ya siete años. Y reconoce que "son dos etapas distintas", entonces con jugadores "más veteranos, de entre 25 y 27 años" y ahora un bloque más joven, de unos 22 años. Cree que ha cambiado el "estilo de juego" y que se ha ido notando un trabajo de años "muy bueno" y el "volumen" de jugadores en la cantera. Por ello cree que "el nivel del segundo equipo es ahora superior" y que tiene que ir a más, con "cada vez más jugadores entrenando y en la dinámica del primer equipo".

Ismael prevé "tres partidos supercomplicados" y que pueden decidirse "por detalles y por la calidad individual y colectiva".

Al equipo le va a tocar medirse con un Guadalajara B, que quizá llegue reforzado con algún jugador del Asobal, con un Vecindario veterano y con un Calella que como anfitrión dará el máximo por ascender y también tiene veteranía.

En estas fases el manejo de los partidos es fundamental y el capitán del BM. Huesca B considera que el equipo oscense tiene el poso para jugar "en situaciones límites", pues hay jugadores que han jugado sectores nacionales en juveniles, que han disputado competición en Primera Nacional, que han estado en dinámica del primer equipo o que como Miguel Malo y Jorge Broto acaban de jugar partidos internacionales con la selección junior.

Los más veteranos del equipo son Jorge Lafuente e Ismael Pérez, los dos que quedan del equipo que jugó en Gijón. Ismael explica que están entre otras cosas "para poner calma en algunos momentos, para saber parar y apretar", pero confía en un equipo que supo "manejar la situación" cuando en el último partido de la fase regional se vio por debajo de Tarazona y mantuvo el temple en un partido que se decidió por un gol.

LA DEFENSA, PUNTO FUERTE DEL EQUIPO

Ismael considera que la mayor fortaleza del equipo es su defensa. "Donde más cómodos estamos es en defensa. Los rivales no ha superado los 22 ó 23 goles. En ataque estático cuesta más", admite, pero recuerda que este equipo es "campeón de Aragón". La gran baza para conseguir el éxito en Calella es "provocar fallos" a los rivales a través de la profundidad defensiva que ha mantenido el equipo y la salida al contraataque, que le ha dado goles sencillos de forma habitual.

Añade que contar con Miguel Malo y Jorge Broto resulta muy positivo y que se nota su ritmo de entrenamientos con el primer equipo "a nivel físico y táctico". Destaca que ocupan dos posiciones determinantes, como en el caso de Miguel Malo, la de central, para dar fluidez al juego y en la de Broto, la de portero, con "un plus de seguridad".

Para Ismael Pérez ascender sería muy positivo para el club y para los jugadores de la cantera. "Siempre se busca más y sería una ilusión para los jugadores del equipo y un aliciente para los de abajo".

Y cree que serviría para "subir el nivel del equipo" por la exigencia de la competición y también "el de la cantera de forma indirecta" por el afán de llegar a este equipo.

Etiquetas