Balonmano

BALONMANO - LIGA ASOBAL

Puntazo para Bada Huesca en León (26-26)

EL equipo ha empatado y ha tenido opción de ganar con una sólida actuación

Puntazo para Bada Huesca en León (26-26)
Puntazo para Bada Huesca en León (26-26)
LOF

ABANCA ADEMAR 26

BADA HUESCA 26

Abanca Ademar: (11+15): Slavic; Jaime Fernández (4), Juanjo Fernández (1), Marchán (2), Feuchmann (7), Lucin (-), Mario López (6, 2 p); Vieyra (1), Pedro Martínez (-), Donlin (-), Acacio Marqués (4), Gonzalo Pérez (1), Carrillo (-).

Bada Huesca: (11+15): Gómez Lite (Argüillas); Carmona (1), Mota (3, 2 p), Tioumentsev (4), Mira (-), Nieto (2), Adriá Pérez (3); Camas (1), Oier García (1), Benites (3), Marcelo (1), Joao Pinto (1), Del Valle (3), Sergio Pérez (1), Montoya (2).

Árbitros: Monjo Ortega y Soria Fabián. Excluyeron por dos minutos a Pedro Martínez, Feuchmann y Vieyra por Ademar; Asier Nieto, Carmona y Tioumentsev por Huesca.

Marcador cada cinco minutos: 2-3, 3-3, 6-5, 7-5, 9-8, 11-11 (descanso), 13-14, 16-16, 18-19, 20-21, 22-23 y 26-26.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la decimoséptima jornada de la Liga ASOBAL ante unos 2.500 espectadores.

HUESCA.- Bada Huesca ha conseguido empatar en la pista del Ademar León, segundo clasificado de la tabla, lo que supone un buen premio en su lucha por la permanencia y aumenta su confianza y moral de cara a próximos duelos.

El Bada Huesca ha logrado un empate (26-26), tercero que consigue en cancha leonesa, en su visita a un Ademar que a punto estuvo de encadenar su tercera derrota consecutiva, mostrando síntomas de endeblez, sin duda relacionada con su plaga de lesiones.

En ningún caso se ha visto sobre la pista la diferencia clasificatoria entre el segundo clasificado en solitario y el penúltimo que parece mostrar una cara bien diferente tras el parón por el Europeo.

La necesidad ha llevado al conjunto oscense a plantear un partido incómodo, áspero al máximo para un Ademar que además se presentaba diezmado en su máximo goleador, David Fernández, al que se forzó para que jugara ante el Magdeburgo por su lesión en la rodilla derecha, pero al que se decidió dosificar en este compromiso hasta comprobar su evolución.

Bien fuera por la falta de una referencia ofensiva clara en el lanzamiento exterior -unida también a la baja del serbio Ivan Mosic en el otro costado- o por la espesura propia del juego local, lo cierto es que Ademar ha encontrado muchos problemas para batir la portería rival, defendida a la perfección por Jorge Gómez Lite.

Solo desde la defensa y en algunas acciones de contragolpe fueron los ademaristas capaces de voltear el marcador, pero encontrando siempre respuesta en su rival para llegar con todo igualado al descanso, 11-11.

Con un equipo ya crecido y creyéndose la posibilidad de puntuar en León, el partido se ha mantenido dentro del equilibrio con mínimas ventajas y continuos empates, hasta que Huesca volteó el marcador en el ecuador de la segunda parte (18-19) llevando a Manolo Cadenas a buscar soluciones con un tiempo muerto.

El encuentro ha empezado a coger color forastero con un Huesca que ha encendido todas las alarmas al escaparse con dos goles (22-24), a pesar de la lesión del que había sido su baluarte, Jorge Gómez Lite, contusionado en un golpe con Juanjo Fernández.

En un final a cara o cruz, el conjunto de Nolasco se ha sobrepuesto incluso a la inferioridad numérica, echando mano de la experiencia y habilidad de Tioumentsev para llegar con opciones al final, pero Ademar ha buscado el poderío en el pivote de Marchán para al menos rescatar un punto con dos goles consecutivos, los únicos en el partido.

Etiquetas