Balonmano

BALONMANO - ASOBAL

Entre el estudio y el entrenamiento

El jugador de Bada Miguel Malo trata de aprovechar al máximo el confinamiento

Entre el estudio y el entrenamiento
Entre el estudio y el entrenamiento
S.E.

HUESCA.- El central del Bada Huesca Miguel Malo vive el confinamiento con paciencia y aprovechando el tiempo que le brinda para estudiar y seguir las clases telemáticas de Medicina y para tratar de mantener un buen estado de forma, sorteando las limitaciones que impone la estancia en casa.

Malo, que cursa tercero de Medicina en Zaragoza, destaca la importancia de seguir las recomendaciones de las autoridades y ser rigurosos con el confinamiento para frenar la pandemia. Reconoce que hasta hace muy poco se restaba importancia al coronavirus, incluso en la facultad, y que no se vio venir. Después ha evolucionado de forma muy rápida y grave.

Por ello, tiene muy claro que "ahora lo importante es la salud, que todos nos cuidemos y que haya los menos afectados posibles" y que se pueda "volver a la normalidad". El deporte pasa en estos días a un segundo plano.

Cuenta que profesores que trabajan en el Hospital Clínico o en el Miguel Servet les cuentan que están "saturados, casi sin camas" y con escasez de material.

Respecto a su día a día en casa, Malo subraya la importancia de "mantener una rutina" y evitar acostarse muy tarde. Él se levanta sobre las 8 de la mañana a diario y dedica las mañanas a las clases y a estudiar. Tienen algunas clases por vía telemática y en otros casos, les llegan apuntes de los profesores, a los que pueden consultarles por correo electrónico. Las prácticas en hospital se suspendieron ya semanas antes de la crisis, cuando se produjeron los primeros casos.

Es ya por la tarde, hacia las 19:30 cuando llega el momento del deporte, al que dedica "hora y media o dos horas". En su caso, tiene la suerte de contar con una bicicleta estática para poder hacer cardio, algunas gomas y alguna pesa y de tener escaleras.

Las sesiones que suele hacer constan de media hora de bicicleta y una hora aproximadamente de ejercicios de fuerza. El preparador físico del club, Pedro Barrio les mandó al principio del estado de alarma un plan de entrenamientos.

Malo subraya que lo importante de este trabajo es "no perder la forma" y mantenerse lo mejor posible para cuando se pueda volver. Y sabiendo que no se puede trabajar igual en casa que en el gimnasio, con los kilos que suelen hacerlo los jugadores de balonmano, además de no poder practicar su deporte.

En todo caso, Malo señala que lo que más duro se hace es "el tema mental" porque reconoce que se hace pesada esta situación. Él, además de con el estudio y el deporte, trata de sobrellevarlo con alguna película y alguna serie como ratos de ocio.

Y también está siendo un momento para estar con la familia, algo que estudiando en Zaragoza y compatibilizándolo con los entrenamientos, no podía hacer. Cuenta que en esta cuarentena están pasando más tiempo juntos "los cuatro, mis padres, mi hermana y yo".

El aire le ha dado poco estos días, aunque se turnan para comprar o para sacar la basura y aprovecha la terraza para no estar todo el día entre cuatro paredes. Y es que el confinamiento acaba "acartonando la cabeza".

Estos días también hay ratos para compartir con los amigos y los compañeros de equipo a través de las tecnologías y cuenta que está en contacto con jugadores del Bada por videoconferencia, por Whatsapp o por Skype. Y destaca que, al menos, es una suerte tener estas herramientas a disposición para poder mantener el contacto con la gente.

"NO HAY QUE TOMAR DECISIONES PRECIPITADAS"

Respecto al balonmano y la situación actual, Miguel Malo señala que habrá que "ver si se puede acabar la liga, pero lo veo complicado", pues las fechas avanzan y no se puede determinar todavía cuando se podrá volver a la actividad.

A Miguel Malo le resultó "curioso ver como se mojaba el presidente de la Federación Española", defendiendo los descensos y los descensos sin acabar la competición. Cree que lo que hizo fue "mojarse demasiado", teniendo en cuenta que "no se sabe" como va a evolucionar la situación y, además, cree que "no hay que tomar decisiones precipitadas".

Cree que lo lógico es actuar como se ha hecho en otros países, cancelando ascensos y descensos. Y destaca la defensa de esa posición que han tomado los presidentes del BM. Huesca y del Cangas. Por ese lado, destaca que el Cangas sabe de que habla, pues se ha salvado varias veces partiendo de una situación como la actual. Y lo mismo, reforzado, vale para Bada: "Estamos a dos puntos de la salvación y hay muchos equipos en pocos puntos. Estábamos en línea ascendente y podría pasar de todo".

Y apoya al club en su decisión de defender sus derechos en caso de que le desciendan sin jugar. Malo cree que esta situación es "totalmente nueva" y si no acaba la competición "no es justo" que se produzcan efectos. "Hay que ser lo menos injustos con la mayoría".

Etiquetas