Balonmano

BALONMANO - LIGA ASOBAL

Julio Rodríguez: "Fue el momento más feliz de toda mi carrera"

El portero paró el penalti que dio el ascenso a Liga Asobal

Julio Rodríguez: "Fue el momento más feliz de toda mi carrera"
Julio Rodríguez: "Fue el momento más feliz de toda mi carrera"
D.A.

HUESCA.- Fue el héroe del ascenso, la personificación del éxito gracias a su parada definitiva en los penaltis. El portero Julio Rodríguez, ya retirado de la competición pero quien todavía está vinculado al balonmano, de hecho organiza un campus veraniego cada año, tiene claro que aquel fin de semana fue "el momento más feliz de toda mi carrera deportiva".

Los jugadores de aquel equipo mantienen el contacto mediante un grupo de whatssapp, y de hecho cuando se acercaba esta fecha habían comenzado a hablar, y a pensar en el décimo aniversario el año que viene. "Queremos juntarnos en Huesca aunque sea para vernos más gordos y con menos pelo", señalaba. De hecho, la relación es estrecha, e incluso Julio trabaja en la misma empresa, aunque en sedes distintas, que otro de los jugadores de aquella temporada, el pivote Raúl Bartolomé.

El meta echaba la vista atrás para hablar de aquella temporada. "Para mí era el regreso a Huesca tras una primera etapa algo frustrada. Llegué con ilusión y sabiendo quién iba a ser el entrenador. Se formó un gran grupo humano, pero creo que ninguno pensábamos al principio que ese mismo año podríamos dar la campanada. Éramos un equipo guerrero que supo sufrir. El mejor ejemplo fue la fase, en la que el sufrimiento para acabar ganando fue extremo. Hubo algo de suerte, pero también trabajo".

Y la fase, increíble. "El ambiente fue inigualable, lo que no se había visto nunca, y al final tuvimos el mejor guion". En el momento de la verdad, los penaltis, le tocó ser el protagonista. "Ibai falló el último lanzamiento y tuvimos que ir a la muerte súbita, un cara o cruz. Conocía muy bien al lanzador, porque somos de la misma generación. Fue un momentazo y tuve la suerte de ayudar a marcar el futuro del club, que ese día cambió. Pero la directiva, que lo hizo y lo sigue haciendo muy bien, los compañeros, el técnico, todos fueron fundamentales para aquel momento mágico".

El portero, que ha conocido muchos clubes de todo tipo, quería destacar la labor de la directiva oscense. "Es un club serio, en el que los directivos son amigos además, y que hacen las cosas muy bien, aprovechando al límite sus recursos. En Huesca el club de fútbol está ahora en Segunda y ha estado en Primera, algo que puede poner las cosas difíciles al resto de clubes de la ciudad, pero el balonmano siempre ha estado ahí porque las cosas se hacen bien".

Etiquetas