Balonmano

BALONMANO - LIGA ASOBAL

Oier García jugará su sexta temporada en Bada Huesca

El extremo renueva y espera aportar en la pista y en el vestuario

Oier García jugará su sexta temporada en Bada Huesca
Oier García jugará su sexta temporada en Bada Huesca
D.A.

HUESCA.- El extremo de Bada Huesca Oier García ha renovado por una campaña con el equipo y cumplirá su sexta temporada defendiendo la camiseta del equipo. Oier llegó a Huesca en 2005, procedente del Barakaldo, el club de su localidad. Tiene 31 años y mide 1,84.

El jugador se muestra muy satisfecho de poder seguir en un club que considera una "pequeña familia" y en el que se ha sentido “muy a gusto” desde que llegó. Oier destaca que con el paso de los años ha ganado veteranía y galones y que esta campaña le tocará hacer más labores de capitanía. Aspira a “aportar en el juego y en el vestuario, ayudando a mantener el bloque unido” y a apoyar a los compañeros. Considera que la temporada concluida ha ofrecido un rendimiento “regular” compartiendo el puesto con Adriá Pérez, con el que forma “una buena dupla” en el extremo izquierdo.

Oier está con ganas de resarcirse de una temporada “muy rara” y difícil. Admite que la primera vuelta fue “pésima” y el equipo estaba “lejos de las metas”, pero después del parón la situación era distinta, “se habían ajustado aspectos, había cambiado el chip y la mentalidad y parecía que iba bien. Entonces llegó la covid. Reconoce que estuvieron “asustados e intrigados” por la resolución de la campaña y un posible descenso, pero al final, todo se ha resuelto para bien.

Ahora toca hacer “borrón y cuenta nueva” para el año que viene, pero seguir “con la misma energía y juego que habíamos acabado”.

Oier tiene muchas ganas de volver al Palacio y de actuar con público porque lo que le gusta es “jugar por y para la gente”. Sabe que el año pasado no dieron a la afición muchas alegrías, pero les pide que “sigan viniendo. Son un pilar fundamental. Están siempre contigo y te dan un empujón y te hacen sacar algo cuando no puedes más. Nunca estaremos suficientemente agradecidos a su fidelidad”.

Oier se ha asentado en Huesca, donde valora que se le conozca y que los aficionados hayan visto en él “un buen chaval y un buen jugador, responsable, trabajado y humilde”. En este tiempo”nunca” ha tenido en su pensamiento marcharse. Cree que estos cinco años aquí le han servido para “madurar y aprender” mucho y para ir cogiendo peso en el equipo.

Cree que, independientemente del formato de competición, la liga va a ser “complicada, dura y más larga”, pero ello no debe variar las metas ni la visión del equipo. Cree que los equipos se están fortaleciendo y va a haber más descensos.

En Bada destaca la continuidad que se va a producir y cree que con las incorporaciones va a quedar “un equipo completo y bonito”. La campaña acabada va a servir también para que os jugadores jóvenes que vinieron el verano pasado, puedan aportar más desde el inicio y confía en que no haya problemas de lesiones.

El principal cambio va a estar en portería, donde Oier recuerda que no se había variado desde hace cuatro años, pero confía mucho en Miguel Espinha y su experiencia en “un club grande” como el Benfica. También espera que la defensa sea compacta con la entrada de algún jugador, pues es donde puede haber más retoques.

Acaba contando que hay ganas de volver a entrenar y también a sufrir. “Es un sufrimiento que nos gusta. Es una suerte que te paguen por algo que hemos elegido y que nos gusta. Es bonito”, reconoce.

Etiquetas