Balonmano

BALONMANO - LIGA ASOBAL

El Barcelona, demasiado para el Bada Huesca

La portería catalana amargó al Bada y el contraataque le apuntilló

El Barcelona, demasiado para el Bada Huesca
El Barcelona, demasiado para el Bada Huesca

ElBarcelona y su poderío en todas las facetas del juego fue demasiado para un Bada Huesca que vio muy pronto como se le escapaba el partido. No pudo seguir el ritmo de un equipo local en momento dulce y en preparación para la Final de la Liga de Campeones. Al final, 39-19.

Yeso que comenzó muy bien Bada Huesca, jugando con criterio ydecisión en ataque y aprovechando sus primeros lanzamientos paraponer un 0-2 ante un Barcelona que empezaba algo precipitado.

Pero el Barcelona empezó aapretar en defensa con su poderío físico y a elevar la exigenciapara Bada Huesca. Y el problema vino también de que los oscensescomenzaron a toparse con Gonzalo Pérez de Vargas.

Badaconectó con claridad un par de veces con el pivote y llegó a seismetros, pero se estrelló con el portero toledano. Eso le fue mermando laconfianza y le llevo a la pérdida de balones y el Barcelona empezóa correr como suele al contraataque, lo que lo convierte en un equipoimparable por su claridad al hacerlo y por su superioridad física.

Elmarcador se disparó con rapidez ante un Bada Huesca que quedó algoaturdido y se vio pronto práticamente diez goles por debajo (13-3).El Barcelona, además de meter a la carrera, empezaba a demostrar sucapacidad de lanzamiento desde 9 metros y más allá con Mem yDolenec, a los que después tomarían el relevo N’Gussan y raúlEntrerríos y también sacaba partido de su poderío en el pivote conFrade o Fábregas. En definitiva, demasiado para cualquiera.

Badamejoró con la salida a pista de Montoya, que buscó las cosquillas ala defensa, con el que se conectó bien y aportó goles. Tambiénpudo sumar algo a través del lanzamiento lejano de Gucek.

Perola diferencia seguía siendo abismal y, sobre todo, porque GonzaloPérez de Vargas se iba al descanso con más de un cincuenta porciento de paradas. Bastantes de ellas a lanzamientos tóricamentefavorables al atacante.

En la segunda mitad, Bada tuvo el acierto de sabar conectar más con los extremos, lo que le permitió anotar goles con algo más de facilidad, aunque los porteros azulgranas siguieron amargándole la tarde. Y a Gonzalo se unió un Moller que estuvo casi infranqueable en los penaltis.

El Barcelona no estaba tan fino, pero seguía corriendo al contraataque para encontrar goles fáciles y mantener o aumentar las ventajas de forma progresiva.

Bada fue echando mano de los jugadores menos habituales y todos tuvieron ocasiones de estar en pista. Las paradas de Arguillas y de Jorge Broto le permitieron tabién que el marcador no se disparara más. Y en el otro lado, Gucek y Pinto conseguían algunos goles con sus lanzamientos.

Al final, un 39-19. Mal trago pasado, como suele ser contra el Barcelona y a pensar en el siguiente.

Etiquetas