Balonmano

Balonmano / Liga Asobal

El Bada Huesca se eleva al cielo con su público (29-23)

Impresionante victoria contra el Bidasoa para afianzarse en la tercera posición

El Bada se enfrenta al Bidasoa en el Palacio de los Deportes de Huesca
El Bada se enfrenta al Bidasoa en el Palacio de los Deportes de Huesca
Rafael Gobantes

HUESCA.- El Bada Huesca ha desmontado este sábado al Bidasoa, segundo clasificado, con un juego implacable y un Espinha espectacular bajo palos. Ha sido una lección de balonmano, con el público volviendo a disfrutar, y más que nunca, del balonmano en el Palacio. El equipo oscense está para todo y puede soñar con todo. Hasta empequeñeció al subcampeón y segundo clasificado.

El Bada ha comparecido dispuesto a marcar las líneas del partido con una defensa muy activa, que ha impedido a Bidasoa sus habituales trayectorias largas, y en ataque ha tenido la decisión necesaria, sin rehuir del uno contra uno, con el que ha hecho daño a la enorme defensa central de los vascos.

Bada ha conseguido sembrar cierta inseguridad en el ataque visitante, que no hallaba lanzamientos fáciles y recurría a Aguinagalde como recurso en el pivote. Además, pudo correr en algún momento, Sergio Pérez hacía daño retando a Tesoriere en el centro y Joao y Marcelo metían lanzamientos y penas de 7 metros. Bidasoa ha tenido que pedir tiempo muerto con 7-4, pero Huesca no se encogía y respondía incluso con el recurso de buscar el contragol con Gucek (9-6).

Ni los cambios le hacían efecto a un Bidasoa que se topaba con un tremendo Espinha bajo palos. La ventaja se iba a cuatro con un 10-6. Bada había metido refresco con Tioumentsev y Nieto y aguantaba una inferioridad con acierto en ataque y parada de Espinha. Marcelo ponía el 12-7. Bada manejaba con maestría el partido en todas sus facetas. Y ello llevaba a Bidasoa a la desesperación por momentos. A Espinha solo le faltaba la capa de superhéroe.

Los árbitros se han cebado con Bada con 4 minutos a Carmona, obviando las quejas al menos iguales de Aguinagalde, y dejando de ver las infracciones sobre Marcelo y Montoya del otro lado. Y aún así ha aparecido Espinha. Pero Bidasoa ha aprovechado el mal final de un Marín y García que como internacionales deberían haber sido garantía y que han sido todo lo contrario en ese tramo. Aún así se llegaba con 13-10 al descanso. Bidasoa había recibido un pequeño balón de oxígeno en el tramo final, pero los locales mandaban en el duelo.

El inicio de la segunda parte era un momento clave. Bidasoa encontraba más fluidez, con la movilidad de Azkue, pero el ataque oscense respondía con buenas decisiones de lanzamiento de Pinto y conexión con Montoya de Sergio Pérez (16-13). El Bidasoa ha acelerado y se ha acercado a uno (16-15), pero el Bada ha respondido con gran pase de Pinto a Adriá para tomar un respiro y tratando de ajustar al máximo la defensa. El partido estaba ya en un pañuelo. Bada necesitaba otra vez su mejor versión. Espinha paraba un penalti y evitaba el empate con 17-16. Pero llegaba con tanto de Aginagalde, después de que Mosquera no aprovechara un buen robo por la parada de Sierra a su lanzamiento.

Nolasco pedía tiempo, ya que veía que el partido se podía escapar y la tendencia era ahora favorable a Bidasoa. Y le valía, pues el equipo ha apretado atrás y con Tioumentsev ha tenido más recursos, encontrando a Montoya. Ha recuperado ventaja y oxígeno y traspaso la presión al rival. Montoya ponía el 20-17 y Cuétara pedía tiempo muerto. Ahora el viento soplaba a favor del Bada, pero quedaba mucho.

Bada conseguía frenar la primera embestida de Bidasoa, que trataba correr. Y a partir de ahí le costaba más. Tioumentsev marcaba los tiempos en el ataque, que estaba eficaz, con él mismo o con el brazo de Marcelo (22-19). El mismo Marcelo ponía el 23-19 al contraataque y Bidasoa volvía a parar el partido con menos de diez minutos por jugar. Bada necesitaba defender fuerte y evitar errores en forma de pérdidas. Montoya y Marcelo machacaban con su calidad y Espinha tapiaba la portería para acercar la victoria (26-20). Bada no solo no ha sufrido, sino que incluso ha disfrutado del final. Impresionante.

Etiquetas