Balonmano

BALONMANO/COPA DEL REY

Bada Huesca no se encuentra en Madrid

Su defensa ha hecho aguas ante un Ademar muy superior en todos los planos (40-28)

Iván Montoya, ante Rubén Marchán.
Iván Montoya, ante Rubén Marchán.
LOF

El Bada Huesca no ha encontrado en Madrid su juego y ha caído con contundencia (40-28) contra el Ademar León en los cuartos de final de la Copa del Rey de balonmano. Bada ha encajado goles con demasiado facilidad, pues su defensa no ha logrado su habitual solidez y Ademar le ha machacado una y otra vez aprovechando los espacios y le ha castigado con contraataques sus pérdidas de balón y sus fallos en lanzamientos. La ilusión por la Copa apenas le ha durado al equipo media hora, pues en el comienzo de la segunda mitad el partido ha quedado sentenciado con diferencias de hasta once goles.

Ademar León entró claramente mejor en el partido. A Bada le ha costado ajustarse en todos los aspectos en la primera mitad.

Los oscenses han tenido problemas para marcar en el inicio, con algunos errores, que se fueron repitiendo en exceso para el importante escenario en el que estaban. Ademar, en cambio mostraba ideas claras y conseguía fluidez atacante y sacaba partido de los espacios que abría. Pronto se ponía con un 4-1. Bada respondió y con un tirón y el liderazgo de Joao Pinto (4-3).

Bada parecía meterse de lleno en el partido, con un poco más de ajuste defensivo que dificultaba a Ademar su ataque y con ello era capaz de empatar el partido a seis goles.

Pero las dificultades en ataque volvían, el equipo perdía algún balón y Ademar conseguía correr al contraataque o llegar con espacios y seguía marcando con cierta facilidad. Nolasco ha pedido tiempo muerto con 10-8. Lo peor no era elmarcador, sino la sensación de que al equipo le faltaban varias vueltas de tuerca.

Pese a todos los apuros, Bada se mantenía en choque a impulsos e incluso tuvo una opción con 14-12 de ponerse a dos. Y ha sido entonces cuando la malas sensaciones han empezado a llegar al marcador. Bada ha fallado repetidamente, cometidomuchas pérdidas y Ademar le ha castigado al contraataque. Bada se ha precipitado y ha lanzado de forma forzada y ello ha aumentado el castigo. Pero con 19-12 ha podido tomar un respito recuperando un par de balones y con contrataques, llevados por Gucek para alcanzar el descanso con 19-15. Para lo mal que había ido todo, estaba bien el marcador, pero había que cambiar mucho para tener opción de triunfo.

Y ha sido todo lo contrario. El equipo ha tenido un arranque desastroso que ha tirado por tierra cualquier opción. Ha estado espeso y fallón en ataque, Ademar le ha castigado en contraataque y en ataque no ha encontrado suficiente oposición. Sus jugadores han hallado espacios para hacer mucho daño en el uno contra uno y, además, han estado muy acertados.

Para colmo, en el otro lado, Dino Slavic lo ha parado casi todo. La distancia se ha disparado y el partido estaba sentenciado salvo milagro (30-19).

Un tiempo muerto ha reactivado mínimamente al equipo, que por lo menos, ha robado varios balones, ya con la defensa abierta y ha corrido para reducir mínimamente la renta (31-23). Le ha durado poco, pues Ademar ha recuperado su eficacia en ataque, aprovechando bien los espacios de la defensa abierta.

Ya quedaba solo esperar el final, con todo sentenciado y en cierto correcalles, ya sin opción de victoria para el equipo oscense. Se queda un mal sabor de una Copa que llegaba en un buen momento y en la que el equipo no consiguió sacar el juego que estaba mostrando en la liga.

Etiquetas