Balonmano

balonmano/asobal

Dura derrota de Bada Huesca en Cuenca (29-21)

Se ha estrellado contra el muro defensivo local y la portería de Maciel y no ha podido parar a un rival lanzado

Asier Nieto lanza a puerta.
Asier Nieto lanza a puerta.
Juan Alberto Lillo

El Bada Huesca ha sufrido en Cuenca una dura derrota. Los oscenses han visto frenada su racha victoriosa, al caer contra un equipo local muy superior en todas las facetas desde principio a fin. Los oscenses no han tenido su día en ataque, atascados ante la defensa local, y cuando han llegado a lanzar se han topado con un Leo Maciel casi infranqueable bajo palos, como demuestran sus veinte paradas a cuarenta lanzamientos.

Cuenca ha estado activo y muy bien cerrado en el centro para frenar a los lanzadores y  la posibilidad de conexión con Montoya. Además, Leo Maciel sacaba balones complicados y con ello, el ritmo anotador del Incarlopsa Cuenca era más elevado que el de los oscenses. Llegaban en carrera Ponciano y Pizarro para lanzar y también pasaban balones al pivote. Eso hacía que se empezaran a abrir distancias. Nolasco ha pedido tiempo muerto en busca de más claridad atacante y una superioridad ha ayudado al equipo y le ha hecho mirar a los extremos. Pero no le era suficiente ante le decisión y buenas trayectorias de los lanzadores conquenses y su conexión con los extremos. Bada perdía un par de balones que le castigaban más aún (12-7).

El equipo oscense buscaba reacción en los cambios, pero no era su día y Cuenca estaba muy cómodo y encontraba goles fáciles por distintas vías. Pero la presión apretaba a los de Nolasco, mientras que liberaba a los de casa. Tras un 13-7, la profundidad de Sergio Pérez daba aire a Bada Huesca, que conseguía al menos recortar un poco y poner un 13-9 que forzaba un tiempo muerto de Lidio Jiménez.

Bada se sostenía en el duelo con buenas acciones de Asier Nieto, que aportaba agresividad atacante, y algunas paradas de Arguillas, que había relevado a Espinha. Pero no ha aprovechado la opción para ponerse a tres. Al menos el portero ha detenido un penalti para evitar que Cuenca se fuera al descanso con cinco de renta. El 16-12 no era bueno, pero dejaba opciones para la segunda parte, aunque exigía una mejoría notable del equipo, sobre todo, en su ataque. Había que reducir pérdidas, estar más acertados ante Maciel y apretar un poco más en defensa.

Pero Cuenca empezaba jugando a placer, Ponciano y Pizarro eran imparables para la defensa oscense y el ataque se atascaba de forma preocupante, mientras Maciel amargaba a los lanzadores visitantes. El marcador era de 19-12 y el partido estaba en chino para Bada, que llevaba nueve minutos sin marcar cuando Nolasco ha pedido tiempo muerto.

Bada pasó a una 5:1 tratando de variar la tendencia. Pero los jugadores parecían tener una losa mental encima ante la pesadilla de Maciel y la defensa conquense. Cuenca ha estado unos ataques sin marcar pidió tiempo muerto, aunque tampoco lo necesitaba porque el primer gol oscense en la segunda parte llegaba en el minuto 9 (19-13). Bada subía más su defensa, con una 3:3, y Cuenca perdía algún balón y Arguillas paraba bastante, pero Bada no lo aprovechaba del todo, aunque ponía un 20-15.

Pero era un imposible porque Maciel seguía a los suyo, parando por encima de un 50 por ciento y porque Pizarro no tenia defensor que lograra pararle cuando atacaba hacia los 6 metros. Bada apenas llevaba goles en la segunda parte, cuatro en veinte minutos. Y el fusilero Ponciano seguía también como un panzer.

En los dos lados de la pista se veían dos equipos en un días contrapuestos. Y ya con todo decidido, Bada encontró a Rodrigo en el pivote, aunque el Cuenca siguió encontrando vías para marcar con sus lanzadores y Doldán en el pivote.

Etiquetas