Balonmano

balonmano/asobal

El Bada Huesca no se cansa de correr ni de ganar

Destrozó al contraataque a un Cangas que empezó muy bien y fue a menos (35-23) 

Los jugadores del Bada celebran la victoria ante el Cangas.
Los jugadores del Bada celebran la victoria ante el Cangas.
Carlota Fraj

El Bada Huesca se ha llevado con comodidad e incluso gustándose (35-23) el partido contra un Cangas que ha empezado muy fuerte, pero ha ido desinflándose y ha padecido los constantes contraataques y la agresividad atacante del equipo local. Esta victoria mantiene al Bada en la tercera plaza de la liga.

El partido empezaba muy vivo de ritmo y los ataques estaban intensos y fluidos y el lanzamiento, certero. Bada trataba de correr y daba muestra de ello un gol de Janez Gucek que subía al contraataque sostenido y encontraba a Montoya en el pivote y a sus laterales para lanzar. Pero Cangas jugaba muy bien, con gran movilidad de sus laterales, que amenazaban, lanzaban y generaban, llevando bolas al extremo. Iglesias era un martillo y Tioumentsev empezaba a responderle con su ya habitual asunción de responsabilidad y decisión atacante, jugando muy directo (6-6).

El ritmo no bajaba y estaba por ver a quien le interesaba, pero las defensas tampoco aparecían demasiado e Iglesias seguía exhibiéndose con su lanzamiento (6-8). Bada necesitaba controlar a una primera línea gallega que jugaba a su aire. Pero, con todo, estaba de pleno en el partido, gracias a su ataque y a Tioumentsev (9-9).

Bada recuperaba la iniciativa en el marcador ya con la primera línea cambiada y la entrada de Sergio, Asier Nieto y Domingo. Un gol de Oier al contraataque ponía un 11-9 que llevaba al tiempo muerto cangués. El ataque gallego había bajado y empezado a fallar, con Huesca elevando también la exigencia defensiva y la anticipación. Aturdió a Cangas, corriendo y marcando a puerta vacía. El partido había cambiado radicalmente en pocos minutos (14-9). Cangas recurrió a Muratovic para poner orden y atacó con siete para encontrar a Cerqueira en el pivote (14-11). Oier le estropeó un poco los planes con robo y gol a puerta vacía para el 15-11 con el que se llegaba al descanso. 

Bada empezaba bien la segunda parte, mantenía el tono defensivo y la agresividad atacante de Sergio Pérez y Asier Nieto le valía para hacer goles (17-12). Rodrigo en contraataque abría la máxima renta (19-13). La defensa con tres cambios (Rodrigo, Gucek, Malo) le funcionaba a la perfección al equipo oscense, que corrió a la perfección tras varias recuperaciones para abrir mayor brecha y obligar al segundo tiempo muerto al técnico del Cangas (21-14).

Ni los locales bajaban la guardia en defensa ni Cangas era capaz de reconducir las cosas ni de frenar a un Sergio Pérez indescifrable. Al último cuarto de hora se entraba con un +10 casi inapelable (26-16).

Cangas recurrió a más juventud e ímpetu y pasó a una 5:1 para intentarlo. Pero Bada no rehuía tampoco el intercambio de goles, ni facilitaba la tarea. Y Carmona y Tioumentsev no se cansaban de golear. Ni el equipo de correr al contraataque.

Etiquetas