Balonmano

Liga Asobal

Bada suma un buen punto en un partido intenso y de alernativas (31-31)

Los oscenses pudieron ganar, luego perder y al final han empatado ante Puente Genil

Montoya, uno de los destacados, lanza a la meta pontanesa durante el partido de este sábado
Montoya, uno de los destacados, lanza a la meta pontanesa durante el partido de este sábado
Rafael Gobantes

Bada Huesca ha sumado un punto en casa ante el Ángel Ximénez Puente Genil en un partido intenso, muy igualado y que pudo caer de cualquiera de los dos lados. Los dos hicieron méritos, los dos cometieron errores y al final, los dos se han llevado un punto para casa. En el caso de Bada, al que se le complicó un partido que tenía bien encarrilado en el tramo final, el punto sabe seguramente un poco mejor.

El choque ha comenzado con un equipo local fulgurante, que ha protagonizado un parcial favorable de 3-0 merced a varios robos de balón y las intervencionesde Bombom Almeida bajo palos.

Sin embargo, Puente Genil ha demostrado pronto porqué llegaba a Huesca como colíder con pleno de puntos. Con una primera línea llena de calidad y potencia, los cordobeses enseguida han empezado a funcionar  y de esta manera han llegado a igualar el partido al cuarto de hora de juego. 

No contentos con eso, los pontaneses han logrado ponerse dos arriba empujados por sus puntales, Pomeranz, Javi García, Mitic o Silva. Pero Bada ha vuelto a carburar, pudiendo correr y llegar rápido para llegar al descanso por delante.

En la segunda parte los oscenses, con una gran conexión entre Sergio Pérez y Montoya principalmente, han logrado poner tierra de por medio y se han puesto tres arriba, pero luego se ha notado que el equipo está mermado, con dos bajas y casi sin zurdos, y que enfrente tenía a un equipo pleno d confianza y con más fondo de armario.

El partido primero se ha igualado y luego los pontaneses han metido la directa en el momento justo para ponerse tres arriba (27-30) a menos de cinco minutos para el final.

Pero Bada ha sabido jugar sus cartas en ese momento de la verdad, empujado por la grada, para, también ayudado por la exclusión de Javi García, volver a dar ese tirón para empatar y sujetar en el último ataque de los visitantes el punto que había conquistado. Un partido de poder a poder, intenso y que, por el rival, las bajas y cómo fue, hay que dar por bueno.

Etiquetas