Balonmano

BALONMANO / ASOBAL

Bada Huesca desteje en los desenlaces lo que teje antes

Ha manejado ventajas de tres goles ya en la segunda parte de los tres últimos partidos, pero se le han escapado y sólo ha podido sumar un punto

Bada Huesca cedió ante el Benidorm en el último tramo, después de ir ganando 19-16.
Bada Huesca cedió ante el Benidorm en el último tramo, después de ir ganando 19-16.
Rafael Gobantes

Los últimos tres partidos del Bada Huesca, en los que sólo ha podido sumar uno de los seis puntos en juego repiten un mismo patrón que resulta preocupante y que debe corregirse: el equipo se cae en los tramos finales de los partidos y después de manejar ventajas de tres goles en los comienzos de las segundas mitades.

Además, en los tres encuentros ha entrado en el minuto 50 con empate en el marcador y sólo ha podido sumar un punto de los seis que se jugaba. Así pues, se puede decir que Bada desteje en los desenlaces lo que teje el resto del partido.

Es algo que comenzó en Valladolid, aunque ya se dejó intuir contra el Torralevega, pese a la victoria contra los cántabros. Ya en esa segunda jornada, el equipo se complicó un encuentro que manejaba con cierta comodidad.

En Valladolid, el equipo hizo una buena primera parte y se fue al descanso en ventaja (11-12). Después tuvo momentos de enredo, pero se sobrepuso y con un buen parcial puso un 17-20 en el minuto 45. La ventaja se le escapó en cinco minutos, con fallos repetidos de lanzamiento en ese tramo, y llegó al minuto 50 con igualdad (20-20), pero el desenlace fue malo y encajó muchos goles. El parcial de la segunda parte fue de 17-13 para el Valladolid, que acabó ganando por 28-25.

Contra el Puente Genil sucedió algo parecido, aunque al final el equipo fue capaz de rescatar un punto con un empate in extremis. Pero la historia había sido similar. Buena actuación del equipo, que llega al descanso con ventaja (16-15) y que en el arranque de la segunda parte se pone (19-16, minuto 35). Y, entonces, dificultades para gestionar la renta, aunque el equipo entró en los últimos diez minutos con 26-25 en el marcador. Entonces, el rival logra dos tantos de renta que los oscenses acaban compensando al final para el 31-31. El parcial de la segunda parte fue de 15-16, pero notablemente peor si se le resta un inicio bueno y la reacción final.

Y contra el Benidorm la historia fue casi la misma, aunque en esta ocasión con diferencia agrandada en los últimos compases. Bada se marcha al descanso tras una buena primera mitad y, sobre todo, con un excelente final para un 15-13. El equipo empieza bien la segunda parte y consigue poner un 19-16 en el arranque de la segunda parte. Pero la ventaja vuelve a durarle poco, el rival aprieta y tiene recursos y nivela el choque pronto. Bada vuelve a entrar en los 10 últimos minutos con el partido igualado (23-23).

Yentonces Benidorm acierta en las acciones directas de sus laterales y en la definición desde el extremo, mientras que el Bada yerra en exceso y se estrella en Roney Franzini.

El partido concluye con un marcador de 26-31 y un demoledor parcial de 11-18 en la segunda parte. En este caso, muchos goles encajados y poco anotados.

La importancia del lanzamiento y las porterías

Elementos decisivos en estos encuentros han sido el lanzamiento y las porterías, unidas íntimamente.

En estos últimos partidos las derrotas del Bada coinciden claramente con días regulares o malos en cifras de su portería y bastante mejores del rival. Contra el Benidorm Los porteros del Bada apenas pararon (7/38 para un 18,4 por ciento), mientras que Benidorm, con Franzini, realizó el doble de paradas (14/40 para un 35 por ciento).

Con Puente Genil enel empate, fue lo contrario, la portería oscense fue notablemente mejor que la andaluza (15/46 para un 32,6 por ciento frente a 9/40 para un 22,5 por ciento).

Y en Valladolid Yeray Lamariano amargó en buena medida al equipo de Nolasco. Consiguió parar 16 de 41 balones, un 39 por ciento, mientras que la portería oscense detenía 10 de 38 para un más escueto 26 por ciento.

El acierto del Bada en esas dos derrotas ha sido inferior al 60 por ciento y no le ha dado para ganar. Su única victoria la consiguió con un 68 por ciento con Torrelavega y el empate con Puente Genil, con un 70 por ciento.

Sin tiempo para lamentarse

El calendario de la Liga Asobal no le permite al Bada Huesca tiempo para lamentarse por no haber conseguido ganar en sus últimos tres encuentros pues mañana mismo se enfrenta al Anaitasuna en la sexta jornada liguera. El equipo no tuvo tiempo ni para descansar y el jueves mismo volvió a los entrenamientos para preparar de forma concentrada el encuentro contra el equipo navarro. El Anaitasuna, que el año pasado consiguió tres puntos en sus enfrentamientos con el Bada, una victoria en Pamplona y un empate en Huesca, llegó animado por dos victorias consecutivas que le han permitido resarcirse de tres derrotas iniciales por diferencias mínimas. En todo caso, ambos llegan con necesidad de sumar puntos para escalar posiciones en la clasificación.

Etiquetas