Balonmano

balonmano/asobal

El Bada se gana dos veces la victoria

Pierde una clara ventaja inicial, pero sabe reconstruirla en la segunda mitad (33-29)

Asier Nieto pasa un balón.
Asier Nieto pasa un balón.
pablo segura

Un Bada Huesca muy firme en todos los sentidos ha conseguido la victoria contra el Incarloposa Cuenca (33-29). Los oscenses, que han empezado muy fuertes (7-1), han perdido la ventaja al inicio de la segunda parte, pero han sabido volver a construírsela en el tramo final. El equipo ha demostrado recursos atacantes y temple en todo momento, ha tenido buenos momentos defensivos y las paradas de Dani Arguillas, que también le han ayudado mucho.

Bada Huesca comenzaba muy bien, con Miguel Gomes en el lateral derecho y encontrando continuidad hasta conseguir espacios para lanzar. Además, su defensa le permitía recuperar balones y correr para un 4-1 . Cuenca incluso cambiaba piezas en ataque, al verse atascado y toparse con las paradas de Arguillas. La defensa oscense estaba dando una exhibición, blocaba balones y el ataque era fructídero.

Cuenca tenía que parar el partido tras un fly de Sergio Pérez para Asier que ponía el 6-1. Y aunque los conquenses rompían su sequía, el ataque de Bada estaba suelto y eficaz. Solo fallaba dos contraataques de Adriá, pero el marcador indicaba un 8-3. De un 9-3 se pasó a un 9-5, con los árbitros consintiendo demasiado a la defensa visitante, perdonando alguna exclusión y algún penalti.

Cuenca iba cambiado de cara en ataque, más directo, como suele ser su juego habitual y le empezaba a funcionar (10-6). En un visto y no visto se ponía con un 11-8 con el juego acelerado en el que había entrado Bada sin convenirle, pues le provocaba pérdidas y daba ocasión de correr al rival. Con 11-9 paró el partido Nolasco. La buena y sorprendente ventaja inicial casi se había esfumado. Y lo de los árbitros con los penaltis no señalados empezaba a ser enervante.

Joao Pinto tiraba con su lanzamiento de Bada y Arguillas volvía a parar para sostener la ventaja (14-11). Bada pasaba más apuros ante los pivotes fuera Doldán o Pozzer, pero en ataque tenía claridad en superioridad con Miguel Malo y Miguel Gomes muy móviles y eficaces. El partido se movía en intercambio de goles y se alcanzaba el descanso con 19-16.

Cuenca más intenso y metido de inicio, se ponía a un gol, con Ponciano de jefe de operaciones en los dos lados (20-19) y con Bada fallando lanzamientos. Y Pozzer empataba a 20 goles a los 4 minutos. Pero se rehacía con un lanzamiento de Asier y un contraataque lanzado por él mismo para gol de Adriá. Bada sacaba la velocidad ante otras dificultades, pero necesitaba más defensa ante un Cuenca que percutía con constancia con su ataque y no consentía errores ni blandura.

El equipo oscense sacó dos exclusiones simultáneas, pero no fue capaz de aprovecharlas. Samuel paró sus tres lanzamientos de 6 metros con 23-21 y el marcador no se movía. Por suerte, Hackbarth seguía infalible en los penaltis para mantener el duelo igual (25-23). La permisividad con la dureza de Cuenca no remitía. Le costaba, al menos, una roja a Pozzer. Estaba poniendo en riesgo la integridad de los rivales.

Dos paradas claves de Arguillas permitieron a Bada construirse un pequeño colchón, con Pinto y NIeto encontrando lanzamiento (27-23). Dos pérdidas en pases a pivote hacían pasar de un 28-23 a un 28-25. 

Bada sostenía la lucha y el temple atacante, aunque Cuenca no se rendía, Ponciano menos y de cinco de desventaja pasaba otra vez a tres (30-27). Y el triunfo llegaba incluso con marcador claro (33-29) 

Etiquetas