Balonmano

BALONMANO / LIGA ASOBAL

Una buena primera vuelta para Bada, dadas las circunstancias

El equipo ha sabido sobreponerse a las lesiones y a un comienzo en el que le costó puntuar en duelos igualados y encara con ilusión la segunda vuelta

Domingo Luis se lesionó de gravedad en Logroño en uno de los problemas que ha tenido el equipo.
Domingo Luis se lesionó de gravedad en Logroño en uno de los problemas que ha tenido el equipo.
LOF

El Bada Huesca ha llegado al ecuador de la competición y al descanso invernal en una situación templada en la tabla, pues marcha noveno en la clasificación con 13 puntos. Es un balance que puede darse por bueno, después de todas las dificultades que ha tenido en forma de lesiones y que le han mermado durante esta primera mitad de la temporada.

No ha tenido el equipo ni un momento tranquilo, muy afectado en su flanco derecho y especialmente en su lateral. Y también se ha visto mermado por la ausencia en la portería de Bombom Almeida durante los últimos cinco partidos. Ha habido ausencias más puntuales, como han podido ser las de Asier Nieto o una más prolongada de Joao Pinto, pero el equipo se ha presentado en muchos partidos con tres o cuatro bajas muy importantes.

Lo más positivo es que, pese a las dificultades, ha ido de menos a más. Los mejores resultados han llegado en el último tramo de la competición. En sus seis últimos partidos ha conseguido tres victorias y dos empates y ha recuperado la sensación de solidez de la campaña pasada.

El equipo ha acabado fuerte el año y conseguido buenos resultados en el último tramo.
El equipo ha acabado fuerte el año y conseguido buenos resultados en el último tramo.
Pablo Segura

Antes, pese a que se había mostrado competitivo desde el principio, le había costado atar los puntos y se le habían escapado muchos encuentros igualados en el último tramo.

Es algo que ha corregido según ha avanzado la temporada, aunque aún podía haber tenido más premio en los empates contra el Sinfín en Santander y contra el Nava en Huesca o en la derrota por la mínima en Logroño. El equipo salió de estos partidos algo molesto con decisiones arbitrales, pero con satisfacción en cuanto al juego. Y Nolasco destacaba después del último partido contra Cuenca que el equipo va por el buen camino y la segunda vuelta se presenta ilusionante.

También hay que tener en cuenta que la primera vuelta no está cerrada, pues queda pendiente el encuentro contra el Bidasoa en Irún. Es un partido de los más difíciles de la campaña, pero Bada ha demostrado capacidad para competir con los mejores cuando está a su mejor nivel.

Clasificatoriamente el Bada Huesca está en una zona media de la tabla. Tiene complicado aspirar a las cinco primeras plazas, que podrían dar la entrada a Europa, aunque tampoco está descartado del todo, pero le exigiría una segunda vuelta casi perfecta y que fallase alguno de los de arriba.

Y tampoco puede fiarse respecto a la parte baja. Sólo el Antequera se ha quedado muy descolgado, pero la segunda plaza de descenso está muy abierta, ahora ocupada por Sinfín con 9 puntos y, más aún, la del decimocuarto puesto, que lleva a jugar la promoción contra un División de Honor Plata y que donde está sorprendentemente el Ademar León, con 10 puntos.

Además, los oscenses han conseguido salvar la segunda ronda de la Copa del Rey y jugarán la tercera eliminatoria para tratar de meterse en la final a ocho de la competición.

Históricamente, números intermedios

Los 13 puntos conseguidos en estos catorce primeros partidos, suponen para el Bada Huesca una situación acorde a sus resultados históricos.

No está entre las mejores primeras vueltas, pero tampoco entre las peores.

El equipo está lejos de los 22 puntos en 16 jornadas de la pasada campaña, pero hay que tener en cuenta que las circunstancias han sido distintas, sobre todo, en cuestión de lesiones, pero también en que los fichajes para cubrir las bajas más importantes, los de Bombom Almeida y Miguel Gomes, deben dar mayor rendimiento en la segunda vuelta de la liga.

También se está muy lejos de la situación crítica de la campaña 19-20, cuando el Bada llegó al intermedio con sólo 6 puntos y en la última posición de la tabla.

El equipo ha ganado cinco encuentros, empatado tres y perdido seis, ha metido 401 goles y encajado 408. Son cifras muy similares a temporadas como la 16-17 o la 12-13, con los mismos puntos que ahora, o la 14-15, con uno menos. Yello, sin tener en cuenta que podría ganar en Irún y concluirla con 15 puntos.

Etiquetas