Balonmano

asobal

Un Bada Huesca agotado se rinde a la evidencia ante el Barcelona (25-40)

Buena primera parte de los de Nolasco y un mal inicio de segunda mitad ha marcado el choque

Montoya trata de hacerse hueco ante la defensa blaugrana.
Montoya trata de hacerse hueco ante la defensa blaugrana.
Verónica Lacasa

Bada Huesca no ha tenido otro remedio este sábado que rendirse a la evidencia. Por mucho ánimo y motivación que tengas, delante de un Palacio con unos dos mil aficionados y un buen ambiente, al final te enfrentas al vigente campeón de Europa, un equipo con un fondo de armario impresionante que no baja su ritmo en los sesenta minutos.

Se ha repetido en cierto modo la historia de otros partidos de los oscenses ante los blaugranas. Bada Huesca ha iniciado el partido entonado, bien en defensa y encontrando vías de ataque. El Barcelona ha tenido un buen momento y ha conseguido un parcial de 0-3 que ha abierto la primera brecha al cuarto de hora. Pero Bada ha respondido con una defensa abierta 5:1 que se le ha atragantado al Barcelona y eso ha permitido una gran reacción de Bada Huesca para, con un parcial favorable de 5-1, ponerse a un solo tanto de distancia (9-10).

Han sido los mejores minutos de los oscenses, empujados también por la grada, pero el Barcelona es mucho equipo, tiene peligro en todos los puestos, lanzamiento, y sobre todo, aprovecha cualquier error para hacer daño.

Con todo, los oscenses han cuajado una gran primera mitad en la que, pese irse a vestuarios cuatro abajo, han dejado sobre la pista muy buenas sensaciones y, por momentos, han conseguido tutear al vigente campeón y líder indiscutible.

Pero el inicio de la segunda mitad ha resultado definitivo. Han llegado varios errores en ataque y el Barcelona lo ha aprovechado para poder correr a la contra y martillear la portería de Arguillas una y otra vez. El parcial ha sido un contundente 0-5 que ha llevado a los catalanes nueve arriba mientras Bada no ha sido capaz de anotar un gol durante más de cinco minutos.

Un tiempo muerto de Nolasco ha intentado enderezar las cosas, pero entonces ha empezado a pasar factura el cansancio. Bada, que tenía hasta tres bajas, ha rotado todo lo posible la plantilla, pero las piernas cada vez pesaban más ante un rival que no ha bajado un ápice el ritmo.

Se ha cumplido la lógica, y con un final de partido que quizá ha empañado algo el choque, Bada ha caído por quince tantos, demasiado castigo sobre todo para los méritos que hizo en la primera parte. 

Una de las mejores cosas, el gran ambiente, con muchos niños que han animado a los de casa pero que también han buscado el autógrafo de las estrellas culés al final del choque.

Etiquetas