Balonmano

balonmano / asobal

La fortaleza a domicilio del Bada, clave en la segunda vuelta

El equipo ha sumado diez puntos en las siete salidas ligueras de 2022, un rendimiento clave para la salvación

Nolasco, durante un tiempo muerto del partido del pasado sábado en Nava.
Nolasco, durante un tiempo muerto del partido del pasado sábado en Nava.
Lof

El rendimiento del Bada Huesca a domicilio en la segunda vuelta de la liga le ha permitido atar la permanencia dos jornadas antes de concluir la liga y contrasta radicalmente con el de la primera vuelta.

Con un calendario descompensado, que deparaba la visita a cuatro de los cinco primeros clasificados en la primera vuelta, Bada ha sabido adaptarse a ello.

En la primera vuelta se apoyó en su fortaleza en casa para sumar 12 puntos, pero fuera sólo consiguió un empate en la pista del Sinfín. Mientras que en la segunda ha sabido aprovechar que visitaba a rivales de la zona media y baja para hacer acopio de puntos fuera, lo que tampoco era sencillo. Ha sumado diez puntos lejos de Huesca, mientras que en casa sólo ha conseguido 3 en este periodo.

En esta segunda vuelta el equipo ya ha igualado los 13 puntos conseguidos en la primera, a falta de las dos últimas jornadas. Suma 26 puntos en este momento, en una temporada en la que la igualdad y la nueva promoción instaurada que implica al antepenúltimo de la competición, ha elevado la exigencia para atar la permanencia.

El equipo ha sumado una media de un punto por partido, el cincuenta por ciento en juego. Y ello, pese a haber sufrido algunas derrotas en el último momento y habérsele escapado victorias que tenía casi en la mano.

También ha sabido capear con una baja prolongada de Sergio Pérez, que había sido quizá el mejor jugador del equipo en la primera vuelta, y que en la segunda apenas ha podido jugar debido a una lesión.

La llegada de Pere Arnau para el lateral derecho ha sido un importante refuerzo en esta segunda parte de la liga y ha ofrecido un gran rendimiento, siendo uno de los principales protagonistas del equipo, con una adaptación casi inmediata.

El Bada ha ganado en esta segunda vuelta en las pistas de Torrelavega (30-34), Puente Genil (27-30), Antequera (27-39) y Nava (29-30). Y ha conseguido empates en Cangas del Morrazo (25-25) y León (37-37).

Sólo ha perdido en sus desplazamientos en Benidorm y lo hizo por la mínima y rozando la victoria, que se le escapó al final (30-29). Ahora le queda una salida en la última jornada a Cuenca.

En casa le ha ido peor en esta segunda vuelta. En parte por el potencial de los rivales y en otra, por no saber atar algún partido en el que manejó ventajas claras, algo que sucedió en los duelos contra Anaitasuna y Sinfín.

La única victoria de esta segunda vuelta en casa llegó contra el Valladolid el 20 de febrero (36-29). Antes se había perdido con Granollers (26-34) y después ya no se ha logrado ganar en los últimos cinco enfrentamientos contra Anaitasuna (25-26), Barça (25-40), Sinfín (24-24) y Logroño (33-38).

El equipo vuelve a entrenar este miércoles tras tres días de descanso para preparar el duelo de este sábado en el Palacio con el Bidasoa.

Etiquetas