Balonmano

BALONMANO - PRETEMPORADA

El trabajo colectivo, punto de partida para el Bada Huesca

La plantilla mezcla preparación física y táctica en estas semanas de pretemporada

La plantilla del Bada se ejercita en una de las sesiones esta semana.
La plantilla del Bada se ejercita en una de las sesiones esta semana.
BM Huesca

Instantes antes de que concluya el último ejercicio del entrenamiento, Daniel Arguillas, portero del BM Huesca, aprovecha un aparte de la explicación de Nolasco para ajustar detalles en defensa con el recién llegado Frank Cordiés. Exhausto, el cubano atiende a los consejos, y en el siguiente ataque, consigue bloquear el tiro de Dijá, un gesto muy celebrado por el guardameta.

Están siendo días muy duros, en cuanto a lo físico y táctico se refiere, para la plantilla del Bada Huesca, a la que se han sumado componentes del segundo equipo. Doble sesión este martes y miércoles, en las que se ha alternado el trabajo en el gimnasio con los ensayos en la pista del Palacio de Deportes. Todo para ajustar esos “pequeños detalles que todavía nos faltan”, advierte el técnico, José Nolasco, antes de encarar el inicio de la temporada.

Sesión de tiro para la plantilla del Bada en la pista del Palacio de Deportes de Huesca.
Sesión de tiro para la plantilla del Bada en la pista del Palacio de Deportes de Huesca.
BM Huesca

A lo largo de estas jornadas, el entrenador pone énfasis en estos aspectos. “¿Cuándo tengo que dar el pase?, o ¿cuándo debe salir en carrera el compañero para recibirlo con cierta holgura?. Ese momento y la intervención, son fundamentales”, explica. También en defensa: “¿En qué momento tengo que ir a ayudar al compañero?. Esas redes que se van creando entre jugadores que están cerca es lo que hay que entrenar y trabajar”, zanja.

Con una dilatada experiencia en la categoría y arrancando su 13ª temporada en el banquillo oscense, Nolasco da importancia en los entrenamientos a los ejercicios de grupo y velocidad de acción, para facilitar la adaptación de los suyos, ya que “es lo que nos va a hacer avanzar más rápidamente”, sostiene.

El grupo no tiene tiempo que perder. Las derrotas en las dos primeras pruebas ante Barcelona y Bidasoa, rivales de gran entidad, dejaron un sabor amargo entre los aficionados, teniendo en cuenta que los resultados en pretemporada pasan a un segundo plano.

“El primer día estuvimos frescos y las sensaciones fueron buenas. En el segundo ya estábamos muy tocados, pegamos un bajón debido al calor”, lamenta el técnico, que no se esconde ante la autocrítica.

“Nos falta ritmo, aunque estemos cansados, seguimos haciendo el reparto de minutos y necesitamos los minutos de calidad que los jugadores puedan darnos, ya sean 5, 9 o 3”, apunta.

Todas esas carencias e ideas las traslada el cuerpo técnico a la pista para afrontar con total garantías el debut liguero el 3 de septiembre ante el Bathco Torrelavega. Antes, la plantilla se probará este sábado en una doble cita ante BM. Tarazona y M. Madeira Andebol. El miércoles siguiente el conjunto oscense se mide ante el Fertiberia Puerto Sagunto y el 27 de agosto, pondrá a punto su estreno en el Torneo de Santander contra al Unión Financiera Oviedo y Balonmano Sinfín.

Ilusión y ganas

Tanto los veteranos, como los nuevos fichajes y los canteranos, están mostrando mucha ilusión y ganas por el regreso de la competición. En el caso de Dijá, después de cuatro temporadas fuera de Huesca, el central volverá a vestirse la camiseta rojilla, algo por lo que se siente “muy feliz”.

“Me estoy sintiendo muy bien en estos primeros días, vuelvo a casa y estoy muy contento de estar aquí”, afirma, al tiempo que subraya la “dureza” de la carga física de la pretemporada.

“Es lo que toca estos días, la semana que viene estaremos ya en dinámica para mirar al primer adversario y es cuando realmente hay que apretar. Estamos sufriendo, pero lo hacemos a gusto”, sentencia.

El brasileño resta importancia a los dos primeros encuentros donde el equipo aún está “empezando a coger sensaciones, ajustando automatismos y los rivales eran de alto nivel”

A nivel personal, se muestra ilusionado en esta segunda etapa, “con ganas de jugar bien, hacer una gran temporada y aportar al equipo para que pueda ir logrando los objetivos lo antes posible”, afirma.

Para el extremo izquierdo, Adriá Pérez, las sensaciones son “cada vez mejores”. Arrancará su sexta temporada con el BM Huesca y es sabedor de que los primeros días son complicados.

“Pretemporada es eso, te vas encontrando mejor, tienes menos dolores y vas cogiendo la forma. Hay que saber sufrir para intentar mejorar y que la puesta a punto sea la mejor posible”, incide el extremo.

Este año, el grupo ha sufrido muchos cambios. Se han ido jugadores de peso en la plantilla, han entrado nuevos y los jóvenes quieren asentarse.

Por ello, “necesitamos tiempo para empezar a entendernos, hacer las cosas mejor y ver como cada semana, vas entiendo mejor el juego de tu compañero, algo que es clave para estar al nivel”. El objetivo para esta campaña, tal y como han destacado tanto el cuerpo técnico y como los jugadores, es “conseguir salvar la categoría”, a partir de ahí, “poder aspirar a más”.

Tras dos años difíciles debido a la pandemia, resaltan el valor de esta temporada, con la ilusión de que el público disfrute con el equipo y mentalizados en la competición. “Hay que empezar bien, tenemos cuatro primeros partidos cruciales y en casa, hay que sacarlos como sea. Vencer en los partidos clave va a ser un aliciente para que el público venga”, concluye Pérez. 

Etiquetas