Balonmano

BALONMANO - COPA DEL REY

Bada Huesca arranca el torneo del KO sin ninguna confianza

Los oscenses repiten el rival del año pasado, el Alcobendas madrileño

Bada Huesca quiere llegar muy lejos en esta edición de la copa.
Bada Huesca quiere llegar muy lejos en esta edición de la copa.
Lof

Bada Huesca inicia este miércoles su participación en la Copa del Rey, directamente en segunda ronda, y lo hace fuera de casa, a partido único y ante un rival de División de Honor Plata.

Se sumerge el equipo de Nolasco en dos semanas que tendrán partido entre semana entre liga y copa, lo que va a exigir un esfuerzo extra y que todos los jugadores puedan estar al cien por cien. En principio, para el partido de este miércoles estará todo el grupo, con Frank Cordiés con una herida en la mano, que requirió puntos de sutura en León, pero que en principio no le va a impedir jugar. Y Domingo Mosquera sigue con esas molestias pero también será de la partida.

Y este primer partido del particular maratón de noviembre llega en una competición diferente, como un paréntesis en la liga. La Copa del Rey tradicionalmente ha sido una competición que los oscenses han buscado con ilusión, y de hecho durante los últimos años se ha metido en alguna fase final o ha estado muy cerca en varios de los casos.

El técnico, José Nolasco, decía en la previa que este partido entre semana, pensando en que este domingo llega a Huesca Granollers, un rival de aúpa, en liga, no les llega mal, porque es una oportunidad de crecer y mejorar para un equipo que está “encontrándose” en esta primera vuelta. El técnico también señalaba que quiere que sus jugadores cojan experiencia en jugar este tipo de partidos, porque la Copa es un torneo muy diferente, en el que “todos los partidos son finales” y que exige saber jugarlos de una manera distinta a la liga.

Lo que está claro es que el equipo quiere llegar lejos en esta competición, que como novedad con respecto al año pasado presenta que la tercera ronda, que jugará Bada si supera esta, se jugará de nuevo a partido único y en la pista del rival que salga elegido en el sorteo que se realizará las próximas semanas. El año pasado la tercera ronda se jugó a ida y vuelta y en ella Bada cayó de manera muy ajustada ante Cangas.

Pero antes de esa ronda está la que se afronta este miércoles, ante un Alcobendas que es un clásico de la categoría y no hace tantos años, en la primera década de los años dos mil, jugó varias temporadas en Asobal.

Sobre el papel, atendiendo a las respectivas plantillas e incluso a la trayectoria en este inicio de temporada, los oscenses no deberían tener problemas para ganar y pasar a la siguiente ronda. Sin embargo, tanto el técnico oscense como el lateral Domingo Luis Mosquera dejaron claro en la previa que debían “demostrar ese favoritismo en la pista, y que si afrontaban el partido pensando en que eran superiores y que iban a superar el trámite sin apuros, lo más factible es que las cosas se torcieran y acabaran eliminados. “Es un rival de categoría inferior, pero hay que ir con el máximo respeto y hacer el partido más serio posible. Si pensamos que está todo hecho, estaremos más cerca de perder. Es una oportunidad de hacer un buen partido para seguir encontrando esas conexiones entre jugadores, esa sincronización, para mejorar”, resumía el técnico oscense.

Los madrileños, con la lógica ilusión de enfrentarse a un rival de la máxima categoría, cuentan con una plantilla que cuenta con varios jugadores con experiencia en Asobal y que son la referencia, junto a jugadores más jóvenes fruto de la mejor cantera de balonmano de la capital de España. 

Etiquetas