Balonmano

balonmano/asobal

El Bada Huesca no puede permitirse tantos fallos

Un Granollers mucho más sólido no ha perdonado, pese a un intento final que ha acercado a los locales (31-36)

Pere Arnau se eleva para lanzar.
Pere Arnau se eleva para lanzar.
PABLO SEGURA

El Bada Huesca sigue fallando demasiado, regalando balones con las pérdidas y fallando lanzamientos en exceso y es algo que no se puede permitir con rivales de la talla del Granollers, que lo aprovecha casi todo y que no da ninguna facilidad. Ello le ha bastado para imponerse de principio a fin (31-36), aunque el equipo oscense ha tenido una opción de meterse en el partido cuando quedaban poco más de dos minutos y se ha puesto a tres y tenido ocasión de ponerse a dos. Estaba de fallar y ha fallado.

El Bada ha comenzado mal en los dos lados de la pista. En ataque no conseguía claridad ni fluidez y le faltaba decisión. Acababa haciendo lanzamientos forzados o perdiendo balones ante la dura defensa el Granollers. Los catalanes en cambio atacaban con sencillez y claridad, encontraban a su segunda línea o corrían a la mínima ocasión. Así, pronto el marcador ha reflejado un preocupante 4-9

Y ha sido con el agua al cuello cuando el equipo ha tenido más claridad y ha ido más directo en ataque con Suárez y Cordiés, Terçariol ha empezado a parar para un 7-9. Aunque le ha faltado algo de continuidad, han vuelto las pérdidas y los fallos de lanzamientos en 6 metros y Granollers no estaba dispuesto a perdonar al contraataque (9-14).

Bada perdonaba y perdonaba cuando tenía ocasión de meterse de lleno en el partido, con pases fallidos o lanzamientos errados. Y ya se sabe lo que ocurre en estos casos. Ya hasta los árbitros le castigaban. Y se llegó al descanso con 13-18.

La segunda parte ha tenido un comienzo parecido. Bada amenazaba con entrar de lleno, pero entonces llegaban los errores. Tenía mejor pinta, atacaba con decisión, Arguillas paraba y eso le tenía a tres goles, aunque no llegaba a rendir plenamente en defensa ni lograba ponerse a dos y eso permitía al Granollers jugar con red, además de tener siempre el saber de Antonio García (19-22).

Y al mínimo resquicio, los vallesanos han cogido seis de renta a base de correr (19-25). Los intentos del Bada no tenían continuidad, pese al empeño de Ignacio Suárez, Miguel Malo y Domingo Luis.

Con 21-27 y tras tiempo muerto, el equipo oscense se ha puesto en una 5:1 abierta.Y al menos ha tenido el efecto de sembrar algunas dudas en el Granollers (24-29).

Las distancias se han nivelado en un intercambio de goles, con Malo contactando con Rodrigo en el Bada y el lanzamiento de Gurri y los goles desde el extremo de Franco en el otro. La victoria visitante parecía clara, aunque el Bada ha seguido intentando acercarse. Las paradas de Arguillas y su empeño se lo han permitido, pero cuando se atisbaba el milagro, a tres goles, ha fallado para ponerse a dos con 31-34 y allí ha muerto el partido (31-36).

Etiquetas