Fútbol

FÚTBOL - TRAYECTORIA

Paula Campos, una oscense que disfruta de la Segunda División

La portera del Oliver destaca el nivel que se encuentra en la categoría

Paula Campos, una oscense que disfruta de la Segunda División
Paula Campos, una oscense que disfruta de la Segunda División
S.E.

HUESCA.- La temporada pasada, la Peña Ferranca disputó la Segunda División nacional de fútbol femenino y descendió. Este curso no hay equipos altoaragoneses, pero no falta representación de nuestra provincia en la categoría. En el grupo 2 juega el Club Deportivo Oliver y en la plantilla zaragozana milita la oscense Paula Campos.

La guardameta, de 17 años, se formó en la EFO, con el que empezó a jugar a fútbol sala a los 10 años. A los 12 pasó al fútbol 7 y un año después, comenzó a jugar en la Liga Territorial de fútbol 11 con el Peñas Oscenses, donde estuvo cuatro años.

El verano pasado le surgió la posibilidad de jugar con el Oliver en Segunda, aunque el club zaragozano ya había mostrado interés por ella un año antes. "El Oliver me llamó ya el año pasado, pero yo estaba lesionada del cruzado y me tenía que recuperar de la lesión. Me volvieron a llamar este año y, como yo quería jugar en Segunda División, bajamos a Zaragoza a hablar con el presidente y los directivos y me ofrecieron jugar en la categoría, estaba interesada así que fiché por ellos", explica la meta oscense.

Para Paula, el hecho de poder estar en esta Segunda, en la que se turna en la portería con su compañera Elena, es algo "gratificante" y supone un paso más en su carrera. "Todos los años que he jugado a fútbol han sido en la misma categoría y dar el paso a Segunda División es diferente, es un avance, es una experiencia muy gratificante como jugadora de fútbol", indica.

El Oliver es undécimo con 12 puntos, los mismos que el siguiente, el Mulier, que abre las posiciones de descenso. En su grupo, la oscense se ha visto las caras con equipos como Alavés (líder), Eibar, Osasuna o el segundo equipo del Athletic, de los cuales le llaman la atención su nivel y su preparación.

"Lo que más me está sorprendiendo es que algunos equipos como el Alavés tienen equipos muy preparados, con jugadoras internacionales, de Argentina por ejemplo, y de mucha calidad. Son equipos que están enfocados para el ascenso a Primera División y la diferencia con nosotras, que somos un club humilde, se nota", señala Paula, que se marca los objetivos de la salvación y seguir creciendo como jugadora. "Ahora mismo la meta que tengo, como todas mis compañeras, es mantenernos en Segunda e ir conjuntándonos y mejorando colectivamente. Y, personalmente, mi objetivo es seguir jugando en Segunda, mantenernos e ir hacia arriba".

Para Paula, cuyos ídolos son dos porteros, Iker Casillas (Oporto) y Lola Gallardo (Atlético de Madrid), poder disputar partidos cada fin de semana supone una delicia. "Después de entrenar los tres días que entrenamos, jugar es la satisfacción del trabajo que realizamos todas y disfrutar de lo que he estado trabajando, y si ganamos, todavía más".

La cancerbera del Oliver ve que el fútbol femenino en Aragón está creciendo y están apareciendo más equipos, pero cree que, para que ese desarrollo continúe, hay que "fomentar" el fútbol femenino desde las categorías inferiores, "igual que en el masculino". "Al parecer sí está creciendo el fútbol femenino en Aragón, pero lo que haría falta es fomentar la creación de equipos femeninos en el fútbol base, que es lo que llevaría a que haya más equipos en un futuro". "Pero este año sí que han salido más equipos, equipos de pueblos u otros como el Fuensport, que es de Teruel pero van chicas de diferentes pueblos, y eso es importante", concluye la futbolista oscense, que este domingo vuelve a la competición tras el parón navideño.

El Oliver recibe en casa al Añorga, quinto clasificado con cinco puntos más que las zaragozanas, el domingo a las 12 horas en el primer partido de la segunda vuelta.

Etiquetas