Fútbol

FÚTBO - TERCERA DIVISIÓN

El Binéfar se lleva el duelo provincial

Un gol de rebote le valió a los celestes la victoria ante un Atlético Monzón desacertado

El Binéfar se lleva el duelo provincial
El Binéfar se lleva el duelo provincial
A.M

AT. MONZÓN 0

BINÉFAR 1

ATLÉTICO MONZÓN: Gonzo, Ramón, Mendi, Manau, Domi, Valencia, Sales (Boriko, minuto 60), Puyer (Malo, minuto 86), Murillo, Luis Costa y Mesa (Petro, minuto 72).

BINÉFAR: Nelson, Genis, Pueyo, Kevin, Sanuy, Barrau, Guillem (Moussa, minuto 92), Peco, Adriá, Chicho (Fran, minuto 46) y Sergi (Llopis, minuto 79).

GOL: 0-1 Minuto 78: Domi, en propia puerta.

ÁRBITRO: Bolea Huerto. Amarillas a Mesa (Monzón), a Genis y Pueyo, (Binéfar).

INCIDENCIAS: Día del Club con buena asistencia de aficionados de unos y otros colores. Acompañó la tarde.

MONZÓN.- El Binéfar le "pego" al Monzón en los mismos morros y por un gol en propia puerta del defensa Domi, en una lucha con Adriá, exultó de alegría y lo celebró por esos tres puntos necesarios para mantenerse en la vía hacia asegurar los puestos de la salvación.

Un partido trepidante y pletórico de emociones, abierto y con un Adriá combativo que llevó de calle durante los 90 minutos, y porque no hubo más, a la defensa rojiblanca. Un Atlético al que le faltó gol como dicen, y según las estadísticas de muchos partidos.

El Binéfar salió al césped con mucho brío, empujando al Monzón en su área y de la que le costó algunos minutos en sacudirse el polvo de los azules que de poco les valdrían las esporádicas arrancadas por los efectivos acumulados en medio campo y defensa. Sólo faltaba Adriá, que con la pelota en sus pies la bailaba en una baldosa con rabietas para sus defensores. Fue todo un peligro y el mayor soporte del equipo celeste.

Cierto que los vecinos celestes supieron montar un entramado defensivo con todo el equipo que sujetaba en sus galopadas a los locales, lo que les permitía controlar las bandas y la mayoría de intentonas de los cabreados rojiblancos. En una de esas galopadas hacia la meta de Nelson, Murillo no pudo superarlo y todo hizo presagiar que podría ser el gol que abriera el marcador. Pero no señor.

Los intentos del Monzón no fructificaban por el orden y seriedad de los vecinos celestes, que trabajan con mucho orden, hasta que hubo una reacción de los locales y Costa, Murillo y Mesa acorralaron a los binefarenses pero no acertaron a meter la pelota dentro y como en la canción "todo siguió igual" hasta el descanso.

En la segunda parte, Chico se quedó en la "caseta" por una lesión y en su lugar salió Fran, que dio la impresión de haberle sentado bien la gaseosa, pero otra vez vinieron los fallos ante Nelson, lo que produjo un mal augurio como así resultó al final en que los aficionados locales tuvieron que "tocarse las narices" y los de Binéfar lo festejarían con burbujas. No los pararon ni los Templarios.

Sergi falló como en las ferietas y también Luis Costa a puerta vacía en unos acosos locales... y llegó el gol en una acción de Adriá, que quiso burlar en serio a Domi y hubo un rebote que se coló en la meta de Gonzo. El meta no pudo hacer nada. Al Monzón le sigue faltando suerte y sabiduría ante las metas contrarias.

David Giménez, técnico celeste, comentó que el del domingo fue "un resultado deseado en un partido igualado y con ocasiones que hubiera podido acabar con un empate o con 1-0 o 0-1, como ha sido" en un choque en el que "la menos clara ha sido la que ha entrado".

Por su parte, Mario Vicién, el míster montisonense, dijo que "lo lógico hubiera sido sacar un punto pero nos hemos hecho un gol en una acción desgraciada".

Etiquetas