Fútbol

FÚTBOL - PRIMERA REGIONAL

Huesca B y Peñas, el trabajo bien hecho

Ambos se enfrentan este domingo después de haber culminado el ascenso a Preferente

Huesca B y Peñas, el trabajo bien hecho
Huesca B y Peñas, el trabajo bien hecho
SD.HU.

HUESCA.- Huesca B y Peñas Oscenses afrontan mañana un derbi un tanto peculiar. Si hace unos meses se preveía como un duro duelo por el ascenso, la trayectoria de ambos ha hecho que lleguen los dos ya con el billete de Preferente en el bolsillo tras los resultados del pasado domingo.

José Luis Toa ha disfrutado de dos ascensos consecutivos en esta nueva etapa del Huesca B. "Estoy satisfecho porque había un objetivo importante, como era llegar a Preferente en dos años y se ha conseguido. La temporada pasada en Segunda Regional fue difícil. Era un proyecto nuevo, se hizo tarde y había que hacer plantilla nueva. Nos ayudaron mucho los juveniles", recuerda. Y en la actual campaña todo ha sido más rodado. "Dimos continuidad y apostamos por jugadores con experiencia y consolidados en Preferente e incluso en categorías superiores. Los veteranos han dado, además de experiencia, intensidad y ganas y nos han ayudado a ser muy competitivos", afirma toa.

El técnico destaca la "regularidad desde el inicio" y poder disponer de un plantel equilibrado. "Hemos sido regulares, ha habido mucha seriedad en los entrenamientos y me quedo con el comportamiento y la actitud. Todos sabían la exigencia que suponía estar en el Huesca, han respondido de maravilla y el trabajo ha dado sus frutos a base de competir en cada partido".

José Luis Toa ha sido santo y seña en el Huesca. No en vano, entre sus etapas como jugador y entrenador cumple ya once años en el club. Cuando aceptó el proyecto de poner en marcha el Huesca B lo hizo con la ilusión del primer día que llegó casi como un juvenil. De cara al futuro, le gustaría seguir, "ojalá sigan confiando en mí", pero también considera que "lo primero que tenemos que hacer es acabar la temporada. Aún quedan tres partidos y nuestro objetivo ahora es intentar lograr el título".

Desde el club han valorado la importancia del ascenso del filial. "Las reacciones han sido muy positivas porque se trata de consolidar el fútbol base y tener referencias, como este filial o el juvenil que ha logrado el ascenso a División de Honor".

Toa se siente "orgulloso" de haber sido partícipe de este ascenso, sobre todo porque "tengo un gran sentimiento hacia este escudo".

También felicita a su rival de mañana y compañero de viaje en el ascenso, el Peñas Oscenses. "Su trayectoria ha sido muy parecida a la nuestra. Han sido tremendamente regulares y he visto mucha seriedad en el trabajo que han hecho. Los resultados allí están".

ROBERTO FANDOS, AL FRENTE DEL PEÑAS

Si el Huesca B selló su ascenso tras ganar al Alcolea, el Peñas no tuvo siquiera que jugar. Le tocaba jornada de descanso y el empate de la Peña Fragatina le abrió la autopista hacia la Preferente. Era el objetivo que perseguía desde que perdió la categoría la pasada campaña. "Se nos hizo raro ascender sin jugar porque siempre gusta lograrlo en el campo. Pero también pensábamos que, cuanto antes llegara, mejor", señala Roberto Fandos.

El club apostó por el técnico almudevarense cuando peor pintaban las cosas la temporada pasada y el descenso parecía inevitable. "Ha sido una tempoorada complicada porque ascender siempre es difícil. Nosotros le cogimos el tino a la categoría. Renovamos el equipo y desde pretemporada se vio que podíamos pelear por ello. Había que ver la respuesta en la competición y también para superar las dificultades. Lo hemos logrado semana a semana".

Fandos califica de "excepcional" el grupo con el que ha trabajado "a nivel humano y deportivo". Un equipo que venía de una experiencia traumática, como fue el descenso de Preferente. "Todo sirve para aprender e intentas sacar conclusiones, sin tomar decisiones drásticas. Tratamos de reconducir según qué cosas y se ha hecho con resultados".

El entrenador peñista también suspira de alivio "porque el año pasado fue duro y los que estuvimos y lo sufrimos, nos hemos quitado la espina del descenso".

Considera que el éxito ha sido consecuencia del "compromiso y la fuerza del grupo. El día a día ha sido espectacular en los entrenamientos y entre todos han formado un equipo con mayúsculas".

En su opinión, esa regularidad que ha tenido el Peñas ha sido "fruto del trabajo colectivo" y también entiende como "engañosa" tanta diferencia por arriba como la que han tenido. "Si parece fácil es porque lo hemos hecho muy bien, pero es muy difícil y detrás de todo esto hay mucho trabajo".

En el Peñas se siente como en su casa. No en vano, antes de llevar a este grupo ya trabajó en el pasado en el fútbol base. ¿Su futuro? "Hace ya tiempo quedamos en que no hablaríamos hasta que no se lograra el ascenso. En el Peñas estoy contento y en casa, y más después del año que hemos tenido y todo se ve con buenos ojos. Personalmente, estoy abierto. Habrá que sentarse y ver qué pautas, idas y directrices quiere marcar el club".

Queda mañana, como guinda, un buen duelo con el Huesca B, al que también felicita por su gran campaña, y al igual que el filial "vamos a pelear por quedar primeros".

Etiquetas