Fútbol

FÚTBOL - TERCERA DIVISIÓN

Acabar la temporada, misión "imposible"

Los presidentes ven inviable disputar las jornadas restantes

Acabar la temporada, misión "imposible"
Acabar la temporada, misión "imposible"
R.G.

HUESCA.- Los clubes de Tercera División se encuentran a expensas de la decisión que tomen esta semana la RFEF y las federaciones territoriales sobre la competición debido a la crisis por la pandemia de la covid-19. De los equipos altoaragoneses, al que más afectaría la decisión que se tome es al Almudévar, que ocupa plaza de descenso. El resto de conjuntos de la provincia se encuentran en posiciones que no dan acceso al play off de ascenso ni que suponen bajar a Primera Regional Preferente.

El presidente del club almudevarense, Juan Antonio Sagardoy, admite que "lo más justo es ganarte el puesto en el campo", pero recuerda que mientras no se controle la pandemia, no se puede jugar, como va a suceder en otros lugares.

Sagardoy opina que lo adecuado sería dar por anulada la competición, como ha pasado con el fútbol no profesional en países como Inglaterra, Portugal o Francia. No obstante, afirma que el club acatará la decisión que tomen las federaciones.

El presidente del Almudévar avisa de que no es factible jugar en verano en Tercera División, ya que a partir del 30 de junio habrá jugadores "con otras metas". Además, ve que "jugar sin público es un sinsentido" y otro problema sería la disponibilidad de los campos: las instalaciones deportivas en la localidad están cerradas hasta el 31 de mayo por el momento y no saben cuándo las podrían utilizar para entrenar en caso de reanudar la liga.

Sagardoy es consciente de que declarando nula la temporada, "los equipos de abajo somos los más beneficiados", aunque también manifiesta que todavía quedaban doce jornadas por disputarse, por lo que la clasificación podía cambiar.

Sobre la situación económica del Almudévar, comenta que si no se completa la liga, no podrá cumplir con lo prometido en cuanto a los pagos, pero sabe que "con sentido común", todas las partes llegarán a un acuerdo.

UNA TERCERA CON 24 EQUIPOS, "UNA BARBARIDAD"

El mejor clasificado de los altoaragoneses es el Sariñena, noveno a ocho puntos del play off pero con treinta y tres todavía por jugarse en el caso de los monegrinos. Miguel Ángel Carilla.

Por eso, ante la opción propuesta por la RFEF de que los cuatro primeros de cada grupo jueguen un play off para subir a Tercera, el presidente del club señala que vería mejor que jugarán más equipos, ya que quedaba mucha liga por delante, aunque considera que una Tercera con 24 conjuntos la siguiente campaña sería "una barbaridad".

Carilla lamenta que este parón haga perder importantes ingresos de sponsors, por lo que "todos tendrán que poner de su parte y el año que viene habrá que ajustar el presupuesto".

José Luis Arcas, presidente del Binéfar, valora que "sería lo normal" no reanudar esta temporada, aunque cumplirán con lo que las autoridades pertinentes decidan.

En el club celestes están pendientes del camino que toma la FAF, tanto para jugar o no como para tomar medidas en el aspecto económico. El no disputar los partidos que quedaban por celebrarse en Los Olmos hará perder ingresos por entradas, el bar del campo y algún patrocinador, y Arcas indica que esto supondrá "problemas para el siguiente curso", en el que deberán "compensar a los socios".

JUGAR, LO MÁS JUSTO, "PERO SI NO SE PUEDE, NO SE PUEDE"

Por contra, Eduardo Puente, presidente del Barbastro, cree que lo más adecuado sería acabar la temporada cuando fuera posible, ya que "hay que ganarse todo en el campo, el play off, la salvación, el puesto...", pero es consciente de que "es difícil con esta situación". "Me gusta ganarme el puesto en el campo, pero si no se puede, no se puede", agrega.

De hecho, Puente asegura que "la medida que se tomará tal vez no sea la mejor", pero será la que decidan los que han estudiado esta situación. Este parón afecta al Barbastro en lo económico "como a todos los equipos". No hay excepción, tampoco el Fraga.

Su presidente, Gonzalo Portolés, vaticina que "las consecuencias económicas se verán dentro de poco" con algunos pagos, aunque esta situación afectará sobre todo de cara a la temporada siguiente, en las que su club buscará "compensar a sus socios".

"IMPOSIBLE" ACABAR LA LIGA

Portolés tiene claro que "no debe volver la competición por varios motivos: "no sabemos cuándo se va a levantar el confinamiento"; las reuniones, como lo son los partidos de fútbol, van a estar "limitadas", y en una "categoría amateur" como Tercera, se va a acusar mucho la falta de entrenamientos de estas semanas y en verano acabarán las fichas de muchos futbolistas.

Miguel Ángel Viscor, presidente del Atlético Monzón y que además trabaja como médico, ve "imposible" reanudar la temporada en la categoría con el planteamiento de jugar en junio y julio, ya que mucha de la gente implicada tiene sus empleos.

Como consecuencia, Viscor cree que "se suspenderá la temporada". Esto implicará que su club no reciba determinados cobros por publicidad y quede a expensas de la subvención de la Federación.

Otro presidente a favor de no continuar es Juan Sánchez, del Tamarite, quien ve "imposible" que en el fútbol amateur se juegue todo lo que queda (once o doce partidos por equipo más el play off en el caso de Tercera).

El club literano también está pendiente de la subvención de la federación, ya que en caso de no completar la liga, no tendría más ingresos, aunque Sánchez asegura que "no habría problemas en resolver los contratos" con jugadores y cuerpo técnico.

Y Miguel Ángel Lacruz también afirma que "no se va a poder acabar", ya que dadas las restricciones que hay todavía a mediados de abril sería "un riesgo" volver a jugar. El presidente del Robres explica que en el club van "día a día" ante esta situación "que nunca hemos vivido nadie".

Lacruz insiste en que "acabar una liga como la de Tercera no es prioritario para arriesgarse", ya que cree que los partidos de fútbol podrían suponer "un foco de infección". Lo que no vería con malos ojos es que se pueda dejar la liga como está y los equipos de arriba y los de abajo acuerden con las federaciones jugar para decidir descensos y ascensos, pero cree que los demás ya deben pensar "en la siguiente temporada".

Etiquetas