Fútbol

FÚTBOL - TERCERA DIVISIÓN

La temporada en Tercera División puede arrancar en octubre

Luis Rubiales expuso a los clubes aragoneses las ideas que baraja la RFEF a nivel deportivo y económico

La temporada en Tercera División puede arrancar en octubre
La temporada en Tercera División puede arrancar en octubre
S.E.

HUESCA.- La temporada 20-21 en Tercera División arrancará posiblemente en octubre, habrá dos grupos de 12 equipos y se disputarán un mínimo de 28 partidos y un máximo de 32, según se expuso en la reunión telemática que mantuvieron ayer los clubes de Segunda B y Tercera División con el presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, y el de la Aragonesa, Oscar Fle.

Fle hizo la presentación, calificando a Rubiales como "el mejor presidente para el fútbol modesto, a día de hoy" y destacando que hace unos años era impensable una reunión de este tipo por el distanciamiento de Villar con el fútbol aragonés.

Rubiales expuso los proyectos que ha llevado a cabo durante su mandato, con ayudas a los clubes de Tercera que han pasado de los 8.000 a los casi 50.000 euros actuales.

El interés se centró especialmente en la planificación de la próxima campaña en Tercera División, que contará con 24 equipos en el grupo aragonés.

Rubiales avanzó que será una campaña más corta, de ocho o nueve meses, siempre y cuando el virus y Sanidad lo permitan, algo que el mandatario de la RFEF antepuso en todo momento y ante cualquier circunstancia.

La idea que se baraja es empezar la liga en el mes de octubre, teniendo en cuenta que los playoffs de Segunda B y Tercera todavía no tienen fecha concreta ni de inicio ni de final.

La idea es formar dos subgrupos con 12 equipos cada uno, para lo cual la RFEF propone para su composición el denominado sistema "cremallera". Esto es, en base a la clasificación de la actual campaña, el 1º iría a un grupo, el 2º a otro y así hasta completarlos. Pero no quiere decir esto que sea la única opción porque existen otras dos posibilidades más. Una, hacer los grupos por proximidad geográfica y otra, por sorteo puro y duro. Serán al final los propios clubes los que, con estas tres alternativas, decidan cómo quieren quesean los grupos.

En la primera fase se jugarán 22 partidos y los puntos obtenidos valdrán para la segunda fase, que todavía está por definir, ya que se quiere premiar la regularidad. Lo que está claro es que los 4 mejor clasificados jugarán el playoff de ascenso a Segunda B. Pero no están concretados los descensos. Entre las dos fases se jugarán un mínimo de 28 partidos y un máximo de 32. Se debe fijar un plan para ir reduciendo el número de equipos en dos-tres años y se descarta de plano que haya 8 descensos de golpe en un año para volver a los 20 equipos tradicionales.

Eso sí, y de cara al futuro, en el que habrá una Segunda B-Pro y cuatro grupos de Segunda B (desde la temporada 21-22), Rubiales avisó a los clubes de Tercera que "os vais a tener que atar los machos para estar en Tercera", en el sentido de que no será una categoría abandonada a su suerte. Al contrario, se pretende revalorizar y para ello habrá una reducción progresiva de equipos hasta llegar a los 18, que se considera lo idóneo.

A nivel económico, y pese a la crisis que también va a afectar a la RFEF, Rubiales pidió tranquilidad y confianza y reafirmó el apoyo a los clubes si bien observó que será en proporción a los partidos disputados, que serán menos según lo expuesto y lejos de los 40 encuentros que había programados para la temporada que ahora concluye.

REUNIÓN DE LA FAF

Este viernes se reunirá la directiva de la FAF para estudiar las propuestas que hay sobre el cierre de la temporada y la planificación de la próxima. No hay descensos, tampoco habrá promociones y se premiarán los mejores coeficientes. En el fútbol base, si no hay ascensos a División de Honor Juvenil, el criterio para las categorías inferiores pueden ser el mismo. La FAF también quiere consultar con los clubes antes de decidir.

Etiquetas