Fútbol

FÚTBOL - PLAYOFF ASCENSO A SEGUNDA B

A culminar un sueño de muchos años

Los tres altoaragoneses del Tarazona afrontan un playoff en el que son favoritos

A culminar un sueño de muchos años
A culminar un sueño de muchos años
S.E.

HUESCA.- El Tarazona quiere culminar en este mes de julio un objetivo que lleva persiguiendo años, el ascenso a Segunda B, y en el que será su octavo playoff, esperan que esta vez sí sea cara y se culmine éxito.

De una manera u otra, ese hito llegará en las circunstancias más extrañas que se recuerdan en el fútbol aragonés por culpa de la pandemia. Sin público, después de tres meses parados y un mes y medio entrenando, todo a un partido.

En el cuadro turiasonense militan tres jugadores altoaragoneses. Quique Rausell y Sergio Sánchez continúan del año anterior, y Luis Costa reforzó al equipo en este mercado invernal.

Rausell recordaba en primer lugar que el proceso para llegar a este fin de semana ha sido largo y duro. "Estábamos a un nivel alto, primeros y con ocho victorias seguidas, y llegó la suspensión y fue un palo. Entonces tocó pensar en otras cosas y en cuidarnos, con muchas incógnitas, pero poco a poco las fuimos resolviendo, hasta que supimos que habría un playoff y empezamos a entrenar, como una minipretemporada. Pero desde luego que nada es normal, porque nos preparamos para uno o dos partidos. El trabajo ha sido bueno y estamos a buen nivel pese al largo parón. Hemos ido aumentando el nivel físico, táctico y mental y ahora estamos preparados".

Rausell destacaba que han trabajado todos los aspectos porque todo puede contar, y sobre su semifinal, ante el Deportivo Aragón, señalaba que "cualquiera de los cuatro equipos son buenos, y el filial lo es, pero estamos preparados y el objetivo está marcado. Hay confianza".

Reconocía que el club lleva años buscando subir y que no se ha logrado por unas cosas u otras las últimas temporadas, pero ahora toca. "Es una gran oportunidad y el equipo está a gran nivel. Tenemos que aprovecharlo". Son favoritos, pero no le asusta. "Terminamos primeros hasta donde se pudo jugar, pero ahora es algo diferente y los rivales son difíciles".

Cree que personalmente ha hecho un buen año. "Ser importante para el mister es vital y cuenta conmigo, así que en ese sentido estoy contento".

Y sobre el hecho de que los partidos sean sin público, resignación. "De los cuatro equipos somos los más perjudicados, pero al final sentimos ese aliento de nuestros seguidores por otras vías".

"COMO SI ESTA FUERA LA ÚLTIMA VEZ"

Luis Costa es el más veterano, pero nadie le gana a ilusión de cara a esta fase de ascenso. "Estamos animados y con ganas de que llegue el partido. Después de mes y medio de entrenar estamos bien, ilusionados. Es raro el no competir desde hace tanto tiempo. Hemos jugado partidos entre nosotros, pero está claro que en estas circunstancias hay cosas que ninguno vamos a poder controlar porque todo es diferente".

Mirando a la semifinal ante el Deportivo Aragón, mucha cautela. "Todos son rivales duros y han hecho un trabajo extraordinario. Quizá ellos son el equipo más duro, con gente joven, calidad, ritmo... Pero tenemos jugadores con veteranía, con calidad, que tienen mucho que aportar, y además nos vale el empate, que es un factor importante".

Además, se plantea este playoff como una oportunidad. "Quiero aprovecharlo como si fuera la última vez que voy a jugar. Ha sido una temporada extraña, con cambio de equipo a mitad. Es de nueve, y si subimos será de diez. Quiero disfrutar cada minuto".

Cree que "a noventa minutos y en campo neutral" no hay favoritos, aunque entiende la etiqueta, que en todo caso no les presiona más. "Creo que somos el mejor equipo, pero a veces no sube el mejor".

Y sobre la afición, lamentaba no poder contar con sus seguidores. "Somos los que más gente movemos y va a ser un hándicap, pero ojalá les podamos dar a todos esa alegría y habrá tiempo de celebrarlo".

"NI HEMOS CELEBRADO EL SER CAMPEONES"

Y el delantero Sergio Sánchez coincidía con sus compañeros en que viven los momentos más extraños, pero que pueden ser los más felices. "Todo es raro. El equipo estaba fantástico, y justo nos pusimos primeros, se para. Luego nos declararon campeones pero ni lo hemos celebrado porque falta el objetivo principal, el ascenso".

Sobre el hecho de que el empate les dé el pase, no se fía para nada. "Hay que saber jugar pero es un arma de doble filo. Debemos salir a ganar porque si vas a empatar luego te marcan y todo son nervios. Es un partido normal, en el que quizá no debes tomar tanto riesgo, pero con la idea de ganar".

Reconoce que después de tres meses de encierro volvieron a entrenar "con toda la ilusión y las ganas", y que aunque no han competido, y por tanto falta la chispa que te da la competición, sabe que llegan bien, sobre todo en lo mental. "Debemos ser fuertes de cabeza y estar preparados para todo, sin perder la cara nunca al partido y sabiendo que hará calor, con pausas para hidratarse, que es algo que no habíamos tenido nunca... Serán muchas novedades, pero lo importante es tener calma y las cosas claras".

Reconoce que esta es "de las mejores temporadas. Estoy disfrutando mucho. El año pasado me costó adaptarme, pero este año estoy más cómodo. Me dio pena el que no se pudiera jugar toda la temporada, pero ahora estoy con confianza y vamos a ver si logramos entre todos ascender".

Etiquetas