Fútbol

FÚTBOL - PLAYOFF ASCENSO A SEGUNDA B

Un histórico del fútbol aragonés contra el "tapado"

Jaime Barrero, en el Teruel, y Guillermo Veintemilla, en el Brea, se verán las caras este domingo en busca de una plaza en la gran final del sábado día 25

Un histórico del fútbol aragonés contra el "tapado"
Un histórico del fútbol aragonés contra el "tapado"
L.M.

HUESCA.- El playoff de ascenso a Segunda B del grupo aragonés no cuenta este curso con equipos altoaragoneses, pero sí con futbolistas, y casi en todos los equipos participantes.

En la segunda semifinal, que se juega el domingo, se enfrentarán dos de ellos. Por un parte Jaime Barrero, centrocampista de uno de los equipos con más pedigrí, con experiencia en Segunda B y que aspira a reeditar ascensos pasados, el Teruel. Y por otro, Guillermo Veintemilla, también medio, pero del Brea, la revelación esta temporada, un club que jugará su primer playoff de ascenso con la ilusión por bandera y dispuesto a dar la sorpresa.

Barrero reconocía en primer lugar que esta fase de ascenso no se va a parecer a ninguna y llega tras meses extraños. "Nunca había pasado algo así, y espero que no se repita. Cuando paramos el fútbol quedó de lado, la verdad, pero poco a poco fuimos volviendo, mentalizándonos, y una vez se empezaron a saber cosas concretas, preparándonos en lo físico y lo mental".

Un gran esfuerzo y preparación, al menos de momento, para un solo partido, otra rareza de estos días. "Tenemos el tono físico y creo que será más importante lo mental, porque llevamos mucho sin competir y hay incertidumbres. Además no hay margen de error, son noventa minutos para seguir o no. Nosotros confiamos en la dinámica de juego que hemos tenido toda esta temporada, que ha sido buena, y en no cometer errores".

Asegura que llegan muy bien, y que ahora se trata de lograr el objetivo marcado a principio de año. "Estamos motivados, sabiendo que nos jugamos todo a dos partidos para ascender".

En el aspecto personal, contento con la temporada. "Es un momento especial y una sensación única el jugar un playoff, aunque este sea algo diferente. El año pasado lo pude experimentar con el Sariñena y en este tengo confianza máxima. Es una opción bonita y estamos preparados para dar el máximo".

Sobre el Brea, decía que "lo ha hecho bien y por eso está en el playoff. En liga nos ganaron y tenemos esa lección aprendida. Será un partido disputado y debemos ir con todo".

Reconoce que jugar en campo neutral, sin afición, después de tanto tiempo... y con las medidas sanitarias, son circunstancias excepcionales, y que afectan, pero igual para todos. "Es una situación nueva que como digo espero que no se repita. Nos hemos ajustado desde el principio a un protocolo marcado por la federación para ir entrenando poco a poco, hemos pasado los test, de hecho esta semana pasamos otro previo a los partidos, y espero que todos podamos estar disponibles para los partidos".

"NO TENEMOS PRESIÓN"

Al Brea le valdrían todos los calificativos de cenicienta, o de tapado, y el equipo, en el primer playoff de su historia, quiere hacerse notar. Guillermo Veintemilla reconocía que parten con alguna pequeña desventaja, pero van a por todas. "No somos un equipo profesional, y después de trabajar todo el día ponerte a entrenar a treinta grados no es lo ideal, pero eso no quita para que tengamos mucha ilusión. Pueden pensar que somos el más débil, pero en liga ya ganamos a dos de los tres equipos que están en playoff, así que no hay nada imposible".

Reconoce que por nombres o historia hay otros favoritos, pero ojo. "Están un punto por encima, pero nosotros jugamos sin esa presión de subir sí o sí. Tenemos la tranquilidad de que durante la temporada lo hicimos bien".

No tienen el punto que da la competición, pero cree que se sabrán "adaptar", y sobre el Teruel, dice que "es un equipo hecho para subir y será complicado, pero tenemos nuestras armas para hacerles daño y que no estén cómodos. El equipo no tenía las expectativas tan altas, y si se ha llegado hasta aquí es porque todos los jugadores han estado a un nivel muy alto".

Y lamenta el no poder contar con sus aficionados. "Ojalá estuvieran, porque siempre te da un plus y si no te salen las cosas ese ánimo ayuda. Es feo, porque jugamos para un club, pero también para un pueblo, que no va a poder estar en el primer playoff de su historia. Es lo que toca pero ojalá fuera distinto".

Etiquetas