Fútbol

FÚTBOL - PLAYOFF DE TERCERA DIVISIÓN

Rubén Garcés, ascenso en juego

Disputa con el Alcoyano la final y se alegra del éxito del Huesca

Rubén Garcés, ascenso en juego
Rubén Garcés, ascenso en juego
S.E.

HUESCA.- Varios futbolistas altoaragoneses pelearán este sábado por el ascenso de Tercera a Segunda B en las finales de las diferentes promociones.

Uno de ellos, el oscense Rubén Garcés, luchará con el Alcoyano por regresar a la categoría perdida la pasada campaña. Tras un largo recorrido como azulgrana, desde los cinco años hasta que dio el salto al primer equipo, en el que estuvo en Segunda División, ha tenido diferentes experiencias en Segunda B estos últimos cursos y del Ejea pasó al Alcoyano el verano pasado. "Parecía que me iba a quedar en el Ejea, pero hubo dudas y al final surgió esta buena oportunidad. Firmé por un año con la renovación asegurada si logramos el ascenso. Es un club histórico, venía a jugármela, se hizo un bloque potente y ha salido todo rodado porque lo he jugado todo", comentaba el central.

De hecho, el Alcoyano fue líder destacado de un grupo en el que, como destaca, hay una serie de equipos con futbolistas curtidos en Primera y Segunda División. El cuadro alicantino fue campeón con una sola derrota, siendo también el más goleador y el menos goleado. Y con el apoyo de unos 2.000 aficionados en el terreno de juego de El Collado, que Rubén ya conocía porque con el Huesca tuvo sus ninutos en dicho escenario cuando ambos equipos coincidieron en Segunda División.

El pasado domingo eliminaron al Intercity en un partido sin goles, pero al tener mejor clasificación en la liga regular se metió en la final el Alcoyano. Este sábado le espea el Atzeneta, que quedó tercero. Otro empate sería suficiente para el ascenso. "Se trata de otro equipo hecho para pelear por el ascenso. En la liga, en su campo les ganamos 0-1 en el minuto 93 y en nuestro terreno también les superamos 2-0. Pero nos puede ganar perfectamente. A partido único puede pasar cualquier cosa. Pero nosotros tenemos una confianza inmensa en nuestras posibilidades. Si estamos al nivel de todo el año, debemos lograr la victoria. Somos un equipo de tener el balón y no sufrimos en exceso porque sabemos competir en cualquier circunstancia del partido", destaca Rubén, consciente de que "la mayor parte de la plantilla nos jugamos la continuidad en el equipo porque así se hicieron los contratos y el objetivo lo tenemos muy claro".

Tanto como la felicidad que ha vivido con "su" Huesca. "Ver todo lo que se ha vivido estos años no te lo puedes creer. Me siento un afortunado de haber vivido tantos años en el club porque sé todo el trabajo que hay detrás de esos éxitos y es el premio a una labor muy bien hecha. El club ha hecho las cosas bien y nunca se ha vuelto loco. La derrota con el Racing fue la demostración de que todos los equipos apretan los dientes en esta categoría. Y aún así, ascenso directo y campeones, algo que parecía impensable".

En Alcoy también vivió con intensidad el derbi con el Zaragoza. "Tenemos una rivalidad más que interesante en casa porque mi novia es del Zaragoza", sonríe, para sellar su alegría, "un ascenso así supone mucho por la ilusión y por el movimiento económico, que seguro que irá bien. Me alegro de todos los éxitos y, repito, me siento un afortunado de haber jugado tantos años en el Huesca".

FINAL ARAGONESA Y JAVITO CON EL CACEREÑO

En Zaragoza el Tarazona (con Luis Costa, Kike Rausell y Sergio Sánchez) disputa la final por el ascenso ante el Brea (con Guille Veintemilla y Dani Sarvisé). Para los turiasonenses es su octavo intento consecutivo de ascenso y los breanos llegan como revelación tras haber dejado fuera de combate al Teruel en el descuento.

El Cacereño del oscense Javito juega por la noche ante el Villanovense, duelo de titanes por el regreso a Segunda B.

Etiquetas