Fútbol

FÚTBOL - TERCERA DIVISIÓN

Oposición total de los clubes de Tercera División a reiniciar la competición

Los equipos se resignan a jugar pero las directivas claman contra la medida

Oposición total de los clubes de Tercera División a reiniciar la competición
Oposición total de los clubes de Tercera División a reiniciar la competición
A.M.

HUESCA.- El sentir es generalizado en todos los clubes de Tercera, la competición no debería reiniciarse este fin de semana, y tal y como ha decidido la Federación Aragonesa con el permiso del Gobierno de Aragón. Las entidades han establecido contactos entre ellos y el sentir es general, e incluso se lo han hecho llegar a la Federación, pero de momento no hay cambios.

La indignación es clara, y algunos presidentes ponían voz a este rechazo. Miguel Ángel Carilla, del Sariñena, era claro. "No nos parece correcto en estas condiciones. Parece que hay mucha prisa, pero no se ve luz al final del túnel. Los clubes necesitamos generar recursos económicos para vivir, y no los podemos conseguir porque no hay bar, ni rifas, los patrocinadores no pueden ayudar porque la situación es mala en todos los lados... Aquí se quiere jugar, pero no se piensa en ayudar a los clubes".

E incidía en ese aspecto. "Sin ingresos no podemos pagar y no podemos sobrevivir, y hacemos hincapié en eso, en que hay que ayudar a los clubes. Es de una impotencia total, porque ya hemos pagado dos meses y no hemos competido ni generado. Estamos cogidos por todas partes, e incluso se plantea la retirada del equipo. Nos piden que nos apretemos el cinturón, pero la federación, los jugadores, los arbitrajes, todos deberían. Queremos competir, pero en condiciones. Los clubes ahora mismo estamos indefensos, poniendo dinero y muy pillados en ese aspecto, con mucha preocupación".

"ABOCADOS A LA RUINA"

Y el presidente del Fraga, Gonzalo Portolés, era incluso más contundente. "No estamos de acuerdo en volver a jugar de ninguna manera. Y la sensación además es que a los clubes no se nos escucha. Nos abocan a una ruina deportiva, económica y sanitaria sin vuelta atrás. Ahora mismo se plantea el retirarnos, y por tanto la ruina deportiva, o el seguir, que es una huida adelante que acabará en ruina económica".

Y cargaba directamente contra la federación. "Es vergonzoso. A los clubes se nos ha mentido e incluso parece que se nos quiere enfrentar. El sentir común es parar y esperar tiempos mejores, pero no se nos presentan alternativas y hay que aguantar. Ahora mismo hay una dictadura deportiva por parte de la federación. Una espiral de locura en la que da la sensación de que esto no debe parar para mantener determinadas estructuras o estatus, y si se llevan por delante a algunos clubes, pues no pasa nada. Se lo hemos dicho y no escuchan, en esta federación han tomado una deriva peligrosa y han perdido el rumbo".

Citaba detalles hasta surrealistas, como son el hecho de que los clubes deban ir a Zaragoza a recoger los certificados que permitan los desplazamientos por todo Aragón de jugadores y técnicos, pero no podían ir desde Fraga y la federación no se los enviaba. O que la RFEF amenace con consecuencias penales si los clubes mienten u ocultan positivos.

Y hablaba también del aspecto sanitario. "Hemos tenido por desgracia positivos, y eso supone confinar diez días con el riesgo para el entorno de cada persona, el tema laboral... Eso preocupa a los futbolistas".

Y finalizaba diciendo que "por decoro vamos a empezar, pero valoramos decisiones drásticas, de las que no deberían siquiera plantearse, como una retirada".

Etiquetas