Fútbol

FÚTBOL - MUERTE DE MARADONA

Argentina dice adiós a su ídolo entre lágrimas y disturbios

La policía intervino ante el descontrol en los accesos a la capilla ardiente

Argentina dice adiós a su ídolo entre lágrimas y disturbios
Argentina dice adiós a su ídolo entre lágrimas y disturbios
EFE

BUENOS AIRES.- En el primer día sin Diego Armando Maradona, fallecido este miércoles a los 60 años, el pueblo argentino se movilizó en masa para despedir a su héroe en la Casa Rosada, donde la bandera ondeaba a media asta y los cánticos se mezclaban con las lágrimas.

"Terrible, hoy es un día terrible para todos los argentinos y Diego lo demuestra, todo el pueblo está acá. Un dolor inmenso, toda la patria llorando al más grande, al campeón del mundo, chao Diego", señaló a Efe uno de los asistentes a la salida del velatorio.

A escasos metros un padre y un hijo, ambos llamados Gustavo, se funden en un emotivo abrazo, y tratando de frenar las lágrimas buscan las palabras para definir a una persona que transcendió el fútbol para convertirse en un icono.

"Gracias por todo lo que nos dio, por llevar a Argentina a lo más alto del mundo, nos conocen en todo el mundo gracias al Diego, y perdón por tan poco", afirmó el padre, para quien, a veces, los argentinos "criticaron su forma de ser, su forma de vivir, pero nunca agradecieron todo lo que les hizo feliz".

Su mejor recuerdo del Pelusa se produce en la misma Casa Rosada, donde el 10 levantó un día de 1986 la copa de campeones del mundo "Yo estoy inmensamente agradecido, me hizo feliz con una pelota, hizo lo que nadie puede hacer", agregó.

Su hijo no vio en directo los momentos más históricos, pero recuerda la vuelta a la Bombonera, a la que tan feliz hizo, como técnico de Gimnasia y Esgrima de La Plata.

"Lo primero que a uno le sale es decirle gracias, ¿qué más le puedes decir? El último recuerdo que tengo de él es la vuelta a la cancha de Boca siendo técnico de Gimnasia, eso es algo que lo vi y es algo que te llena, esto te llena, mira lo que es esto, no importa el club, no importa nada, hoy solamente el Diego", aseguró.

Todos los presentes portaban su mascarilla, muchos de ellos con imágenes de Maradona, aunque era imposible cumplir el distanciamiento social, prueba de lo que representa el joven que salió de la humildad de Villa Fiorito para ser un símbolo mundial, y es que el coronavirus todavía acecha a un país que durante más de ocho meses guardó una cuarentena más o menos estricta por momentos.

Por el velatorio pasaron una cantidad incalculable de personas, y también, más allá de la familia, compañeros de profesión, amigos y personalidades políticas, como el presidente Alberto Fernández o los futbolistas Carlos Tévez y Javier Mascherano.

El féretro con los restos de Diego Maradona fue retirado y llevado a otro salón de la Casa Rosada de Buenos Aires por los incidentes en las inmediaciones y el descontrolado ingreso de personas a la sede del Gobierno.

El féretro y los familiares de Maradona pasaron a otra zona de la Casa Rosada y el acceso de la gente se interrumpió.

El velatorio se extendió por tres horas por los incidentes que comenzaron a producirse en las inmediaciones cuando la policía empezó a impedir el acceso a la fila de ingreso al velatorio.

Varias personas saltaron los vallados de la Casa Rosada e ingresaron a la misma.

La policía utilizó gases lacrimógenos para controlar la situación.

Los medios locales mostraron vídeos caseros en los que se veía cómo el féretro era llevado a otro sector.

Etiquetas