Fútbol

FÚTBOL - TERCERA DIVISIÓN

Buen espectáculo y punto justo

Sabiñánigo y Sariñena disputaron un encuentro emocionante y tenso

Buen espectáculo y punto justo
Buen espectáculo y punto justo
A.A.

SABIÑÁNIGO 1

SARIÑENA 1

Sabiñánigo: Fran Navarro, Toro, Gorgas, Toñín, Villalba (Ferruz, minuto 76), Villar, David Muñoz, Grasa, Cabrero, Borja (Kenta, minuto 76) y Ángel Luis (Ortiz, minuto 69).

Sariñena: Javito, Almerge, Álex Navarro, Carlos Villellas (Mercadal, minuto 75), Murillo (Edu Vicente, minuito 67), David Villelas, Jordi Ferrer, Cotoño, Rodri Tapia, Fonsi y Albajara (Tolo, minito 81).

Goles: 0-1 Minuto 8: Murillo. 1-1 Minuto 37: Borja.

Árbitro: Sánchez Sancho. Amonestó a Ángel Luis, Cabrero y Ortiz, por el Sabiñánigo, y a Albajara, del Sariñena.

SABIÑÁNIGO.- Sabiñánigo y Sariñena ofrecieron un bonito espectáculo futbolístico, lleno de emoción y tensión, sobre todo en los últimos minutos. Parece que el destino quería que toda la presión sucediera entonces, con el marcador empatado después de un enorme trabajo de los equipos. Incluso en el 95, con el partido casi terminado, se produjeron dos córners, cada uno en una puerta, con los dos equipos metidos en las áreas y en busca del gol, pero las defensas despejaron el balón evitando el tanto.

Salió al terreno de juego el Sariñena con más solvencia, enceró al Sabiñánigo en su parcela y, después de dos llegadas con cierto peligro, Murillo aprovechó un balón suelto en el segundo palo, donde no tuvo marca para conseguir el gol. El equipo serrablés cambió por completo y comenzó a mover la pelota de un lado a otro hasta conseguir igualar el partido.

Ambos dominaban la zona ancha, pero nadie era capaz de llegar a la portería rival. En el 37, en la única jugada de profundidad por parte local, llegó el tanto. Una pelota por la izquierda de Muñoz fue metida en la frontal del área, donde hubo una falta clara al delantero, pero el árbitro dio la ley de la ventaja y el balón suelto le llegó a Borja para empujarla a fondo de la portería. Los minutos finales de la primera parte fueron apoteósicos. Ambos equipos se lanzaron en busca del tanto, pero las defensas y los porteros estuvieron por encima de todo.

En la continuación, el partido se volvió loco, fue de ida y vuelta. El esfuerzo de los dos equipos fue titánico y buscaron la portería rival con todo. Sin embargo, no se llegó a puerta con facilidad, ya que las defensas se mostraron superiores a los ataques. El Sariñena mandó dos balones al larguero. El Sabiñánigo estuvo con la suerte aliada y también tuvo sus opciones por medio de Ortiz, con un disparo desviado por poco, y un remate defectuoso de Muñoz. En los últimos cinco minutos, el cuadro monegrino sí notó el físico y bajó mucho en su juego, pero supo aguantar el punto.

Etiquetas