Fútbol

FÚTBOL - TERCERA DIVISIÓN

El Sabiñánigo cae con una escandalosa actuación arbitral

Dos goles anulados, dos rojas y un penalti no pitado, jugadas claves

El Sabiñánigo cae con una escandalosa actuación arbitral
El Sabiñánigo cae con una escandalosa actuación arbitral
A.A.

SABIÑÁNIGO 0

VILLANUEVA 2

Sabiñánigo: Fran Navarro, Toro, Gorgas (Ferruz, minuto 10), Toñín, Cabrero, Villar, David Muñoz, Grasa (Borja, minuto 83), Zamora (Villalba, minuto 71), Goez (Ortiz, minuto 71) y Ángel Luis.

Villanueva: Joel, Ballarín, Miguel, Vidal, Laguarta, Arturo (Miki, minuto 72), Ligorred (Marc, minuto 72), Lafu (Cebrián, minuto 81), Ros (Zumeta, minuto 61), Usón y Alcaine (Orús, minuto 81).

Goles: 0-1 Minuto 42: Miki. 0-2 Minuto 65: Zumeta.

Árbitro: Agustín Moreno. Mostró amarillas a los locales Borja, David Muñoz, Grasa y Goez y expulsó a Toro (minuto 39) y Toñin (92). También amonestó a los visitantes Marc y Ligorred.

SABIÑÁNIGO.- Escandalosa actuación arbitral en el Joaquín Ascaso. Un trío arbitral muy descoordinado con muchos errores. Todo al revés. Así, el Sabiñánigo, pese a merecer mucho más, se quedó sin puntos frente al Villanueva.

El conjunto serrablés comenzó bien, sabedor de que los puntos eran necesarios y muy importantes. Pero, a los 10 minutos, Gorgas se tuvo que retirar por un tirón en la pierna izquierda. El Sabiñánigo dominaba al equipo visitante, que se defendía bien. Una gran diagonal de Ángel Luis fue hacia Iván Toro, quien llegó antes que el portero y marcó. Incomprensiblemente, el línea llegó tarde, corriendo por detrás y con el banderín levantado. Gol anulado ante las protestas en el banquillo.

El partido siguió y el Sabiñánigo notó esta injusta decisión arbitral. En un balón largo del Villanueva, el delantero se le echó encima a Iván Toro y, ante la incredulidad de toda la gente presente, el árbitro expulsó al local por creer que había hecho falta como último defensor. A reglón seguido, el Villanueva consiguió el 0-1 ya finalizando la primera parte.

En la continuación y pese a los contratiempos, el Sabiñánigo siguió luchando en busca de un empate que llegó con un disparo desde fuera del área que rechazaron Joel y el palo y lo aprovechó Cabrero. Gol otra vez anulado por un fuera de juego que no era. Pese a todas las protestas y el lío que se formó, el árbitro lo anuló.

Poco después, en una mano clarísima dentro del área visitante, el colegiado no pitó el penalti, aunque el línea reconoció que sí había habido mano. Pero el Sabi se quedó sin penalti en una nueva decisión errónea, lo cual terminó por desarbolar el partido.

El cuadro local estaba roto e iba, casi sin ganas, en busca de un gol que no iba a marcar. Y si lo hacía, sería anulado. Una vez finalizado el partido, Toñín fue expulsado por decir "esto es una barbaridad". "Es lo único que he dicho y me ha expulsado con tarjeta roja", declaró el defensa serrablés tras el choque. Sorprendido, como Iván Toro por su expulsión.

Mucho enfado por parte de los jugadores y la junta directiva del Sabiñánigo. Al final, un 0-2 injusto y con una actuación arbitral muy influyente.

Etiquetas