Fútbol

FÚTBOL - TERCERA DIVISIÓN

Feliz reencuentro con el triunfo

El Huesca B vuelve a la senda de la victoria después de cinco jornadas sin ganar

Feliz reencuentro con el triunfo
Feliz reencuentro con el triunfo
P.S.

SD HUESCA 3

CARIÑENA 0

SD Huesca: Adrià, Biel (Cofrades, 77), Javi Morales, Carlos Mora, Barba (Darío, 86), Arnedillo, Carrasco, Tomeo (Ismael, 46), Gonzaga (Rodri, 77), Carlos Kevin y Gustavo Abizanda (Vivas, 86).

Cariñena: Ortiz, Utrilla, Marín, Ventura, López, Nilton, Alcántara (Castilla, 71), Barriendos (Leiva, 77), Abreu (Lázaro, 71), Marzo e Ibra.

ÁRBITRO: Jorro. Amonestó a los visitantes López e Ibra.

GOLES: 1-0 Minuto 60: Biel. 2-0 MInuto 66: Ismael. 3-0 MInuto 76: Biel.

INCIDENCIAS: Matinal fría y desapacible, con viento, en el primer encuentro con aficionados co el filial del Huesca. Se guardó un minuto de silencio por el fallecido vicepresidene de la FAF José Luis Galindo.

HUESCA.- El Huesca B se reencontró con la victoria después de cinco jornadas en la que solo había sumado dos puntos. Resolvió bien la papeleta el filial azulgrana, aunque tuvo que esperar al segundo tiempo para que el Cariñena cayera como fruta madura. El lateral derecho Biel fue uno de los protagonistas al firmar un doblete goleador en el encuentro de su regreso al equipo después de varias semanas ausente por lesión.

No era el único que estaba de vuelta en la formación de Dani Aso. El técnico recuperaba esta vez desde el inicio a su goleador, Gonzaga (que jugó los minutos finales ante el Teruel) y debutaba en el eje de la defensa Javi Morales, central que aporta veteranía y seguridad como exhibió en su puesta en escena.

El Huesca ejerció el dominio del balón y del territorio durante casi todo el encuentro. Delante, un Cariñena replegado, con el imponente medio centro Ibra con dotes de mando y esperando el momento de alguna pérdida o lanzamientos largos para la velocidad de su punta.

El Huesca trató de explotar las bandas con el reaparecido Biel por la derecha y Barba-Abizanda por la izquierda, que forman una pareja bien avenida en ese menester.

En realidad sí que hubo llegadas y momentos de acoso, pero al Huesca B le faltó dar ese golpe definitivo cuando tuvo al Cariñena contra las cuerdas, con lo cual le permitió que se sintiera con relativa comodidad.

Barba, desde la izquierda, fue el primero en poner un buen balón al corazón del área al que no llegó por poco Gonzaga, que entró al remate en plancha. El mismo Barba puso dos córners seguidos muy cerrados al primer palo, salvados con algún apuro, y otras dos acciones de peligro, la primera en un centro de Gonzaga desde la izquierda en el que el portero se adelantó al remate de Carlos Kevin y la segunda, tras un saque de esquina con barullo en el área que Tomeo finiquitó con un tiro alto. Por medio, una falta lejana para el Cariñena que Nilton lanzó por encima de la portería.

El Cariñena quiso dar un paso al frente tras el descanso y en esa presión adelantada encontró la mejor ocasión con un tiro que se fue al palo. Allí ahogó sus posibilidades porque el Huesca se mostró letal en las que tuvo. Al filo del cuarto de hora, Carlos Kevin orientó el balón desde la izquierda a la derecha y Barba, en el área, en la línea de fondo y sin ángulo, acertó a llevar el balón a la red.

El Huesca intensificó el ritmo mientras el Cariñena empezaba a sangrar. No se hizo esperar mucho el 2-0. Ismael, incorporado al juego tras el descanso, lanzó un zurdazo desde muy fuera del área y clavó el cuero por toda la escuadra.

Con el partido resuelto, el Cariñena desordenado en su presión desesperada por volver al encuentro, un balón robado y una contra rápida en la que Biel se fue como una bala, encaró al portero rival y definió el 3-0.

Un triunfo tan justo como necesario y balsámico para tomar aire en el momento decisivo

Etiquetas