Fútbol

PRIMERA NACIONAL

El Huesca vuelve a competir por la puerta grande

Los azulgranas, tras casi un mes sin jugar, lograron su tercer triunfo consecutivo ante el Terrassa con golazo de Manougé

Las jugadoras del Huesca, felices por el nuevo triunfo
Las jugadoras del Huesca, felices por el nuevo triunfo
SDHUESCA

Terrassa 0

Huesca 1

Fundació Terrassa: Jiménez, Lozano, Domene, Caballero (Sellarés, minuto 46), Alegre (Ventura, minuto 46), Rodríguez (Vilaseca, minuto 65), Sáez, Pueyo, De Fulgencio, Vila y Sanz (Miranda, minuto 84).

Huesca: Nuria Rodríguez, Julia Sanz, Esther, Carol (Laia, minuto 27), Rocío, Laura Royo, Manogué, Lydia (Nuria Mallada, minuto 68), Totti, Sara Sanaú (Estaún, minuto 89) y Daiana.

Gol: 0-1 Minuto 79: Manogué.

Árbitra: María Rodríguez Moya.

El Huesca retomó la competición tras cuatro semanas sin poder jugar por el brote de covid-19 que afectó a la plantilla azulgrana y lo hizo de forma inmejorable, con una victoria ante el Fundació Terrassa gracias a un valioso golazo de Manogué de falta directa en el minuto 79. Así, las oscenses enlazan tres triunfos consecutivos por primera vez este curso, su mejor racha, y se alejan del descenso, el cual aventajan en seis puntos.

El choque en el Olímpico de Terrassa comenzó intenso, con las locales saliendo fuertes en busca de adelantarse. En poco más de cinco minutos hubo hasta cuatro córners a favor de las oponentes, neutralizados por la zaga altoaragonesa. A partir de ahí, sin embargo, las fuerzas se igualaron y las visitantes comenzaron a llevar más peso en el juego. No hubo grandes oportunidades en una igualada primera parte, con mucho juego en el centro del campo y casi ninguna intervención de las guardametas. El equipo azulgrana reclamó, eso sí, un posible penalti sobre Daiana que la colegiada no vio oportuno señalar.

Con el comienzo de la segunda parte aumentó el dominio de un Huesca con más control y más llegadas. Nuria Rodríguez salvó con éxito la única ocasión clara de las barcelonesas en el segundo periodo, y el cuadro oscense esperó bien su momento. Tras una falta en la frontal a poco más de 10 minutos del final, Manogué fue hábil e inteligente para golpear el libre directo por debajo de la barrera y sorprender a la meta rival, transformando el único gol del encuentro. A partir de ahí, más acoso del Terrassa en busca del empate y las azulgranas, bien organizadas, a la caza de un contraataque que matara el choque. Lo pudo hacer Estaún con un mano a mano casi en el descuento, pero lo evitó Jiménez. 

Etiquetas