Fútbol

FÚTBOL / TERCERA DIVISIÓN

El Robres gana y se salva

El acierto de los amarillos en la primera parte les deja una temporada más en Tercera División

Imagen de un partido de esta temporada del Robres, que está más cerca de la permanencia.
Imagen de un partido de esta temporada del Robres
Andrés Alcaraz

Robres 5 Cariñena 0

Robres: Alejo, Javi Pérez, Carcasona, Blay, Muñoz, Gil (Aísa, minuto 59), Chárlez (Lizer, minuto 87), Pumareta (Cabrero, minuto 87), Israel (Herrera, minuto 51), Espiérrez y Rey.

Cariñena: Giménez, Utrilla, Marín, López (Alcántara, minuto 26), Leiva (Marzo, minuto 46), Barriendos, Sidy, Lázaro (Ibáñez, minuto 65), Castilla, Ibra y Cortés.

Goles: 1-0 Minuto 16: Muñoz. 2-0 Minuto 22: Pumareta. 3-0 Minuto 42: Pumareta.

Árbitro: Suberbiola Zúñiga. Expulsó al visitante Utrilla, por roja directa en el 86. Amonestó a Javi Pérez, Chárlez y el entrenador, Genovés, por el Robres y a López, Marín e Ibra, del Cariñena.

El Robres sello su permanencia a lo grande, al imponerse holgadamente a un aguerrido y luchador Cariñena. La grada de animación exhibió una generosa pancarta con el lema “BIENVENIDO A LA BOCA DEL LOBO” en consonancia con el cánido que lleva el pueblo y el equipo en su escudo.

Ambos equipos salieron al tapete de San Blas a comerse la hierba, nunca se daba un balón por perdido y en cada lance saltaban chispas. En un córner del laboratorio de Javier Genovés llegó el primer tanto local: Pol Blay puso el balón al área y Muñoz cabeceó a las mallas.

El Cariñena sintió la banderilla y reaccionó rápido, fue a presionar y Lázaro envió un balón con rosca a la escuadra, pero ahí apareció el guante providencial de Alejo para desbaratar la ocasión de manera espectacular. Pero en el fútbol cuentan las ocasiones que van a la red y, dos minutos después, un disparo flojo de Carcasona despistó a la zaga visitante y le salió una asistencia inesperada a Pumareta, quien batió a Giménez.

Los visitantes volvieron a reaccionar con más garra que con fútbol y canalizando sus acciones en el espigado Ibra, quien hacía valer sus centímetros en el centro del campo. Pero volvió a aparecer la zurda de Pol Blay, que vio un agujero en la zaga rival para meter un balón a la espalda de la defensa que Pumareta aprovechó para abrir más brecha antes del descanso.

El Cariñena empezó mejor la segunda parte, en busca del milagro. Ibra no acertó en dos ocasiones y Alejo evitó el gol de Utrilla. Aguantó el Robres, que vio cómo Barriendos estrelló el cuero en el larguero casi al final, y la victoria deja a los amarillos en Tercera, lo cual se celebró con la alegría que merece en la parroquia robresina. 

Etiquetas