Fútbol

TERCERA DIVISIÓN

Ascenso histórico del Biescas en el año más duro

El equipo pelaire regresa a Tercera treinta años después tras una campaña casi perfecta

El Biescas, en plena celebración del ascenso.
El Biescas, en plena celebración del ascenso.
Andrés Alcaraz

Diez victorias, un empate y tan solo una derrota. Estos son los resultados que han convertido a la Unión Deportiva Biescas en equipo de Tercera División. El club verdiblanco ha acabado la temporada como líder del Grupo 1 de Regional Preferente con una ventaja de nueve puntos sobre el segundo clasificado, la U. D. San Lorenzo del Flumen.

Hemos hecho una temporada histórica, a pesar de las dificultades que afrontaba el club por la pandemia. La hemos planteado con ganas e ilusión. Hemos formado un buen grupo de amigos y un gran equipo con el que hemos podido competir y conseguir un ascenso histórico para Biescas”, afirma Marcos Piedrafita, entrenador de la plantilla biesquense desde hace siete años.

Aunque la temporada terminó el pasado domingo 4 de julio, el Biescas certificó su ascenso una jornada antes de que finalizara el torneo. Precisamente, en un partido contra su principal contrincante. El conjunto del Alto Gállego derrotó en casa al San Lorenzo (3-1) y volvió a Tercera División 30 años después.

“Les sacábamos seis puntos, pero si perdíamos los dos partidos de liga que quedaban, ellos todavía podían ascender. Fue un encuentro muy reñido porque eran nuestros rivales directos. O subíamos nosotros o subían ellos”, explica Miguel Blasco, el tesorero e incombustible todoterreno del Biescas.

Si no conseguimos salvarnos, pero hemos competido los partidos, estaremos contentos

Blasco reconoce que no se imaginaba acabar la liga como líderes: “A principio de temporada, no pensábamos estar tan arriba, pero empezaron a salir bien las cosas y, al final, lo conseguimos. Fue algo inesperado porque había equipos mucho más fuertes y con más presupuesto. Pero nosotros, con gente de casa y de la zona y sin cobrar ninguno, hemos subido a Tercera”.

Piedrafita era más optimista: “Éramos conscientes de que habíamos formado un gran equipo y sabíamos que íbamos a tener nuestras opciones de competir”.

La amistad, clave del éxito

El motivo del éxito, según señala el técnico del club verdiblanco, ha sido la amistad que une a la plantilla: “Para tener buenos resultados, necesitas tener buenos jugadores y nosotros los teníamos. Pero para conseguir el campeonato no te puedes basar en individualidades, necesitas un buen equipo. Yo creo que esa ha sido la clave: la conjunción de buenos jugadores y un grupo de amigos con buen rollo que lo ha dado todo cada domingo”.

La Unión Deportiva Biescas ha saldado la temporada con 29 goles a favor y tan solo 6 en contra, lo que le convierte en el equipo más goleador y con la mejor defensa de su grupo en la temporada 2020/2021. Sin embargo, se podría hablar solamente de temporada 2021, ya que, como consecuencia de la pandemia y las restricciones sanitarias, la liga no empezó hasta finales de febrero.

Marcos Piedrafita no se libró del manteo.
Marcos Piedrafita no se libró del manteo.
Andrés Alcaraz

La temporada que iba a convertir al Biescas en equipo de Tercera División no terminaba de arrancar. Comenzaron a entrenar en agosto, después pararon. Recuperaron los entrenamientos en diciembre, pero volvieron a interrumpirlos. Finalmente, la primera jornada del Grupo 1 de Regional Preferente se celebró el 28 de febrero. “Además, como este año éramos menos equipos, puesto que solo estábamos siete clubes en vez de diez, cada tres domingos descansaba uno, por lo que se perdía el ritmo de juego”, apunta Blasco.

No obstante, el conjunto de Marcos Piedrafita se sobrepuso a esta situación. “Al principio, teníamos dudas sobre cómo iba a transcurrir la temporada. Pero las cosas han ido mejor de lo esperado, no hemos tenido problemas ni contagios y, ante la mínima duda, hemos suspendido los entrenamientos. Teníamos muy claro que primero era la salud de los jugadores y sus familias y, después, lo deportivo”, aclara el técnico.

Pero el coronavirus no solamente ha afectado al trabajo de los jugadores y el míster, sino también a las cuentas del equipo. “El club se ha resentido mucho económicamente porque no hemos cobrado nada de la publicidad que hay en el campo y, además, hemos reducido el precio de los abonos a la mitad”, manifiesta el presidente Vicente García.

Un objetivo claro

Tanto el entrenador como el presidente y el tesorero del Biescas lo tienen claro: el objetivo de la próxima temporada es mantenerse en Tercera División. La última vez que compitieron en esta categoría fue en el curso 1990/1991, cuando quedaron en el último puesto de la clasificación con un saldo de dos victorias, siete empates y 29 derrotas.

Somos conscientes de las dificultades que tenemos, de las diferencias de plantilla que puede haber de unos a otros. Va a ser muy complicado. Nuestro objetivo es la salvación y competir. Si no conseguimos salvarnos, pero hemos competido los partidos, estaremos contentos. Eso sí, a ganas e ilusión no nos va a ganar nadie”, concluye Marcos Piedrafita.

Etiquetas