Fútbol

JUEGOS OLÍMPICOS TOKIO 2020

España se enfrenta a su mala puntería

Los de Luis de la Fuente se miden a Costa de Marfil en cuartos de final (10:00 horas)

España se clasificó para cuartos de final como líder del Grupo C tras empatar ante Argentina (1-1)
España se clasificó para cuartos de final como líder del Grupo C tras empatar ante Argentina (1-1)
Selección Española De Fútbol

La selección española de fútbol tiene la mañana de este sábado (10:00 horas) un todo o nada ante el combinado de Costa de Marfil para optar a la pelea por las medallas en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, un choque de cuartos de final en el que España apunta a protagonista, pero en el que tendrá que añadir el gol que le falta.

Los datos hablan por sí solos. 42 disparos en los tres partidos de la fase de grupos y solo dos goles. Un 4,76 por 100 de acierto goleador que hizo que España sufriera en exceso para meterse en las eliminatorias, hasta el último segundo contra Argentina, a pesar de dominar el balón y disponer de oportunidades de anotar en cada partido.

Los de Luis de la Fuente afrontan ya el tramo decisivo del torneo, con el objetivo de encumbrar a otra joven generación con el oro que saboreó la de Barcelona 92. ‘La Roja’ está funcionando a medias en tierras japonesas, pero avanza contra todo.

La fase de grupos fue peleada hasta el final, con un choque con una Argentina que se la jugaba. El suspense le viene al cuadro español por la falta de gol, siempre ya en el segundo tiempo, forzando la máquina, aunque encontrando premio a la insistencia y el dominio.

España manda en sus partidos y además no sufre en exceso en defensa y Unai Simón no es demasiado protagonista, pero la posesión y las llegadas no se convierten en goles.

Costa de Marfil, saboreando también sus opciones de llegar lejos después de mostrar su peligro al sacar empates a Brasil y Alemania, elevará la exigencia con su despliegue físico y un repliegue férreo.

La fe de los africanos, que compiten en sus segundos Juegos tras los cuartos de final de Pekín 2008, puede crecer en cada ocasión perdida por los españoles, del mismo modo que la ansiedad puede precipitar al equipo de De la Fuente. La mejor medicina sin duda sería marcar pronto y obligar al rival a arriesgar.

De cara a configurar el once que buscará este billete a las semifinales, la principal novedad podría ser la de Óscar Mingueza, ya recuperado del problema muscular sufrido ante Egipto y que, con más tiempo para afinar su puesta a punto tras no arriesgar ante Argentina, se perfila como el titular en el lateral derecho en lugar de un Óscar Gil que además está sancionado.

Si el catalán no tuviese buenas sensaciones, Jesús Vallejo sería la opción para un once que no prevé más cambios, aunque podrían producirse las entradas de Carlos Soler para refrescar el medio y la de Bryan Gil como posible relevo de un Asensio que no termina de sacar su mejor versión. Dani Ceballos parece estar mejor de su esguince de tobillo y podría volver, aunque se antoja complicado que lo haga de inicio.

En busca de la sorpresa

Enfrente una Costa de Marfil que no renuncia a dar otra sorpresa y frenar a otra candidata al podio. El combinado africano fue capaz de no encajar ante Brasil y está rayando también a buen nivel defensivo, lo que puede complicar aún más las cosas al ataque español.

El centrocampista de Milan Franck Kessie es su principal referencia, aunque otros nombres conocidos son los del central Eric Bailly, ex del Villarreal y ahora en el Manchester United, y el centrocampista Idrissa Doumbia, que la pasada campaña jugó cedido en el Huesca.

Las selecciones africanas acumulan cinco medallas olímpicas -entre Nigeria, Camerún y Ghana- en siete torneos sub-23 (sub-24 en Tokio por el aplazamiento debido a la pandemia) y siempre son un rival temible. Sin ir más lejos, Costa de Marfil logró empatar con Brasil y Alemania gracias a su poderío defensivo.

Etiquetas