Fútbol

ACUSACIÓN

El portugués Semedo asegura que demostrará que es inocente

El exazulgrana, que está imputado por violación, afirma que "todo es por dinero"

Ruben Semedo
Ruben Semedo
Efe

El defensa portugués del Olympiacos del Pireo Ruben Semedo, imputado por violación en grupo de una menor de 17 años, aseguró este martes que es inocente y que lo demostrará ante la juez cuando declare este jueves.

"Soy inocente, y lo verán. Todo esto es por culpa del dinero. Si no fuera futbolista todo esto no habría ocurrido", declaró el exjugador de la SD Huesca, de 27 años, y afirmó que demostrará su inocencia.

Semedo, detenido este lunes tras una denuncia por parte de la presunta agredida, hizo estas declaraciones ante las cámaras tras una breve comparecencia ante la juez instructora, quien le dio plazo hasta este jueves para preparar su testimonio.

Además de Semedo, fue detenido su representante, un nigeriano de 40 años acusado de haber participado en la violación de la joven, quien, a su vez, prestará declaración este viernes.

Según denunció a la Policía la joven, la violación ocurrió este sábado en casa de Semedo, después de haber salido con una amiga y los dos acusados a tomar algo en varios bares.

La joven supuestamente aseguró que llegó borracha a casa del jugador y que se tumbó en su dormitorio, donde primero fue violada por su representante y posteriormente por el propio Semedo.

El abogado del exjugador del Huesca, Stavros Yeorgópulos, afirmó a los medios que las relaciones sexuales fueron consentidas y por tanto el delito de violación en grupo que se le ha imputado a su cliente, inexistente

Prueba de ello, dijo en declaraciones a los medios, es que la joven no se marchó después de la supuesta violación, sino que permaneció en su casa.

Si no hubiera habido denuncia, Semedo y ella seguirían dando paseos juntos, afirmó el letrado.

Yeorgópulos añadió que su defendido creía además que la joven tenía 19 años.

El código penal heleno prevé para el delito de la violación en grupo penas que pueden llegar hasta la cadena perpetua.

En 2018, todavía en su etapa como jugador del Villarreal, el portugués fue detenido y encarcelado durante 142 días por secuestrar y agredir a un hombre en su domicilio particular de Valencia.

Tras ser condenado a diez años por detención ilegal, lesiones, robo y tenencia ilícita de armas, pena que acabó reduciéndose a cinco, Semedo finalmente no tuvo que regresar a la cárcel a cambio de comprometerse a no pisar España en ocho años.

Semedo fue internacional con la selección de fútbol sub-21 de Portugal en diez ocasiones y militó en el Villarreal entre 2017 y 2019, desde donde fue cedido al Huesca durante la temporada 2018-19.

Etiquetas