Fútbol

TERCERA DIVISIÓN

Emoción y empate justo entre el Binéfar y el Barbastro

El equipo local dominó en la primera parte y se adelantó, pero no sentenció

Dani Pujol golpea un balón.
Dani Pujol golpea un balón.
Marc Malagón

El derbi entre el Binéfar y el Barbastro tuvo emoción, intensidad y polémica y acabó en un justo reparto de puntos. Fue un duelo muy disputado en Los Olmos, con dos partes muy diferentes: una primera en la que el claro dominador fue el equipo celeste y una segunda en la que mandó el equipo rojiblanco e hizo méritos para empatar.

En la primera mitad fue el Binéfar el que llevó la iniciativa en todo momento. Se encontró a gusto con el balón, le dio un buen trato y con un fútbol dinámica y alegre tuvo ocasiones para adelantarse e incluso para haberse ido al descanso con más ventaja.

En los primeros minutos César ya dio un par de avisos. El primero con un tiro ligeramente desviado y en el segundo un defensa se cruzó en el último momento para evitar el gol.

Fue la antesala del gol local. Llegó tras una buena jugada de Chicho por la banda derecha. Llegó a línea de fondo y su pase atrás fue empujado a la red a placer por Jorge Cortés para marcar el 1-0.

De ahí al descanso, el equipo de David Giménez siguió dominando, pero sin acierto en los últimos metros para incrementar a renta.

El Barbastro apenas tuvo llegadas en este periodo, pues se topó con una defensa seria del Binéfar y Nelson sólo tuvo que intervenir en balones colgados.

En la reanudación el guión del partido fue distinto. El Barbastro salió mejor. A los pocos minutos, en el minuto 52, se produjo una acción que podía poner de cara el partido para los locales, la expulsión de Salcedo. Pero ocurrió lo contrario. Con uno menos y desventaja, fue el Barbastro el que se encontró más a gusto. El Binéfar no supo tener el control del balón y se veía venir el gol del empate.

En el minuto 66 el árbitro señaló un penalti por mano de un defensa local y Agustín lo transformó para poner las tablas.

El Binéfar acusó el golpe. El Barbastro metió gente de refresco y el Binéfar, muy justo de efectivos, acusó el desgaste.

El Barbastro tuvo alguna llegada de Conte, con un peligroso disparo desviado. Y en la recta final, el duelo estuvo más abierto. El Binéfar, aprovechando la superioridad, tuvo dos ocasiones claras: un disparo de Valencia desde la frontal que obligó a Mateo a sacar una buena mano para desviar a córner y en el descuento, una falta lateral en la que el remate de cabeza de Llabrés volvió a obligar a Mateo a despejar.

Al final, justo reparto de puntos en un choque intenso y entretenido.

Etiquetas