Fútbol

LIGA DE CAMPEONES

Sarabia impulsa en Suiza la reacción de España

Solitario tanto del delantero en una acción de garra de Marcos Llorente

Sarabia celebra con otros dos compañeros el gol que dio la victoria a España.
Sarabia celebra con otros dos compañeros el gol que dio la victoria a España.
EFE

Un solitario tanto de Pablo Sarabia en una acción de garra de Marcos Llorente ha premiado la mejoría de la selección española en el Stade Ginebra, donde ha firmado con un partido serio su primer triunfo y ha endosado la tercera derrota a Suiza, que la deja sin opciones en el grupo.

La obligación residía en la reacción. Un mal resultado habría enterrado a las primeras de cambio las opciones de repetir presencia en la final a cuatro de la Liga de Naciones. Dejaría en el olvido el buen recuerdo de Milán, cuando una acción polémica ante Francia ha alejado a España del título, y habría alimentado las dudas en año de Mundial. La selección rejuvenecida por Luis Enrique, que tan buen sabor de boca ha dejado en momentos de grandeza, no podía permitirlo.

La tarea no era sencilla porque Suiza es un rival que siempre se atraganta. En su terreno aumentaba la dificultad, por lo que los hombres de Luis Enrique desterraron los errores defensivos a base de concentración e intensidad en la marca. No atraviesan un momento de inspiración con balón, posiblemente por el momento de temporada en el que llegan los últimos partidos con una saturación de calendario insostenible. Pero España ha golpeado cuando ha encontrado el momento y ha manejado el partido.

Los errores de Praga han provocado el cambio de identidad con rotaciones masivas de Luis Enrique. Salvo con Gavi, un futbolista imprescindible del que es fácil olvidar que apenas tiene 17 años. Su descaro, la potencia defensiva, la calidad con balón, la entereza con la que soporta entradas duras. Una madurez impropia para un jugador que asume responsabilidad ante la ausencia de Pedri.

Ninguna de las dos selecciones se podía permitir la derrota y se ha palpado en la intensidad del partido. España ha castigado el primer error suizo. En salida de balón. Con Ferran Torres atento para el robo, Marcos Llorente explotando su potencia física y el pase tenso para la anticipación de Pablo Sarabia. Con la punta de su bota izquierda, rozando el fuera de juego, ha respondido nuevamente a la confianza ciega de Luis Enrique en días en los que busca equipo y una salida del PSG que le mantenga entre los elegidos para el Mundial.

Etiquetas