SD Huesca

FÚTBOL - PRIMERA DIVISIÓN

¡Este Huesca cómo mola, se merece una ola!

La locura, el delirio y el éxtasis en grado superlativo se desata en el Alcoraz

¡Este Huesca cómo mola, se merece una ola!
¡Este Huesca cómo mola, se merece una ola!
P.S.

HUESCA.- "Este Huesca cómo mola, se merece una ola... yuuuuyyyy!!!". Dicho y hecho. Desde la temporada pasada no se había visto a la afición hacer la ola en El Alcoraz. Tampoco los resultados habían dado para mucho. Hasta que este viernes se desató la locura, el delirio, el éxtasis en grado superlativo.

El 4-0 final, contundente, redondo, invita a la ilusión y abre un nuevo horizonte. El Huesca se pone en "modo Primera".

GALERÍA DE IMÁGENES EN ESTE ENLACE

En justicia, a nivel de resultados porque el juego y las oleadas de otros partidos ya anunciaban que algún día tenía que llegar, para bien, la tormenta perfecta.

Digo perfecta en ese equilibrio de marcar y no encajar. Hasta el VAR se comportó. Le anularon un gol al Valladolid por fuera de juego y, después de tres minutos de espera, ratificaron el cuarto que marcó Chimy Ávila. Así que el Huesca celebró ¡seis goles!. Los cuatro que marcó (el de Chimy por partida doble porque se festejó al instante y tras la actuación del VAR) y el que le anularon al Valladolid.

El Huesca es el que más fichajes ha hecho en el mercado de invierno. Y pintan bien. Han llegado para mejorar. Hasta Santamaría es refuerzo invernal. Hay portero que las para, hay delantero que las mete y hasta un lateral zurdo que las centra.

Y, sobre todo, hay un equipo que este viernes tomó un gran impulso. O eso esperamos. Ha empezado a sumar, seguramente algún punto recortará con la permanencia y, por si las moscas, aunque ahora pueda parecer un detalle menor, le ganó el golaverage particular al Valladolid.

En medio de la locura, una afición admirable una vez más. Desde antes del partido, durante la contienda con ese "Huesca yo te quiero, te vengo a ver", ese "Aquí están, estos son los c... de Aragón" y el apoteósico clamor del "¡Sí se puede!" que hizo retumbar a la ciudad entera en medio de los olés a los jugadores cuando la victoria ya estaba en el bolsillo.

Enfrente un Valladolid huérfano del glamur de su presidente ("Ronaldo dónde estás", le cantaron) pero con un boleano de pro, que es un primer espada de la gestión, David Espinar, asesor del mandatario.

Etiquetas