SD Huesca

ADIÓS A PRIMERA

Volveremos a Primera...: espectacular y emotiva respuesta de la afición al descenso a Segunda División

El finísimo hilo de esperanza que le quedaba al Huesca lo rompió el Valencia sin inmutarse

Volveremos a Primera...: espectacular y emotiva respuesta de la afición al descenso a Segunda División
Volveremos a Primera...: espectacular y emotiva respuesta de la afición al descenso a Segunda División
LALIGA

HUESCA.- El finísimo hilo de esperanza que le quedaba al Huesca lo rompió el Valencia sin inmutarse. Más que una manita, el equipo de Marcelino dio un guantazo al de Francisco en un primer tiempo irreconocible, como lo fue la fragilidad mostrada en este periodo para despedirse de la categoría por la vía rápida y a falta de dos jornadas para acabar.

Pero nos quedamos con el verdadero espectáculo de la noche de este domingo. LA AFICIÓN. Capitaneada por el grupo de animación de Alcorazados, infatigables e irreductibles de principio a fin. Ellos fueron los que contagiaron al resto de El Alcoraz. Se vivió una noche triste, cruel y amarga. El peor partido en el momento decisivo. Había que ganar, el equipo había dado señales de vida después de seis semanas luchando como campeones sin conocer la derrota. Y este domingo, el golpe. Descendidos casi de antemano, fulminados-humillados desde el primer minuto por el feroz apetito de uno de los grandes de LaLiga.

IMÁGENES DEL PARTIDO, EN ESTE ENLACE

A falta de nada mejor que llevarse a la boca, sin nada que echar en cara a los futbolistas, los aficionados se dejaron el alma en proclamar a los cuatro vientos que "volveremos a Primera, volveremos otra vez" y ese "Huesca yo te quiero, te vengo a ver, hoy no podemos perder..." que era un canto a la épica.

Fue una gesta subir a Primera y ha sido triste una despedida tan temprana. Nada que reprochar a los futbolistas y al cuerpo técnico, sí a la primera vuelta, que ha lastrado todo lo demás. Once puntos en media campaña para un equipo modesto como el Huesca es muy escaso bagaje como para pensar en heroicidades. Y casi se ha producido después de sumar 19 en esta segunda parte.

Queda, pues, ese gran sentimiento y el fervor de la hinchada que se ha ganado el Huesca. Esa sí que es una VICTORIA con mayúsculas, un ascenso que merece la atención del club para mantenerlo y aumentarlo. Sobre todo, para no perderlo. Las escenas que este domingo se vivieron al final del partido son las huellas imborrables de un momento único e irrepetible. Hay que volver. Por la afición.

Etiquetas