SD Huesca

FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN

Un Huesca con las ideas muy claras

La presión alta y la posesión para llegar al área rival abanderan las premisas de Míchel

Un Huesca con las ideas muy claras
Un Huesca con las ideas muy claras
P.S.

HUESCA.- El Huesca cuajó una actuación magnífica en su estreno en El Alcoraz contra el Deportivo de La Coruña, con una primera parte y un inicio de la segunda en las que los azulgranas fueron los claros dominadores del encuentro. Se vio que faltan algunos detalles por pulir, pero en líneas generales el partido del pasado domingo fue esperanzador y se vieron muchas de las premisas que ha pedido Míchel a los jugadores y que éstos trasladaron al campo.

PRESIÓN ALTA

Durante la pretemporada, los jugadores no se han cansado de repetir que una de las máximas de Míchel era realizar una presión alta y contra el Deportivo se pudo ver a la perfección, por ejemplo, en el primer y en el tercer gol.

En el 1-0, Escriche recuperó el balón tras estar encima de Gaku dentro del área. El despeje del japonés rebotó en el delantero, que se quedó con el esférico y lo cedió a Eugeni para marcar.

En el 3-0, fue Pulido, un central, el que arrebató el cuero al equipo rival. El manchego cortó un pase en medio campo, se la dio a Mosquera y se fue hasta el área, donde remató la jugada con una definición perfecta tras una dejada de Mikel Rico.

PACIENCIA CON EL BALÓN

Míchel es un técnico al que le gusta tratar bien el balón, tener la posesión y madurar las jugadas hasta encontrar el hueco para atacar. Siempre que podía, el Huesca era directo. En cuanto un futbolista azulgrana veía un pase para avanzar y acercarse al área rival, lo ejecutaba.

Sin embargo, si el Deportivo estaba bien colocado cuando le tocaba esperar, el equipo no tenía ningún problema en guardar el esférico y moverlo de lado a lado aguardando a que el bloque rival mostrara una fisura. En esa situación juegan un papel fundamental los cuatro defensas y Mosquera, que era el encargado de conectar a los zagueros con el resto de compañeros.

MOVILIDAD DE LOS ATACANTES

Algo que se vio el domingo, sobre todo en la primera parte, fue la versatilidad de los futbolistas de ataque del equipo, que se movieron prácticamente a su antojo por toda la parcela ofensiva. Sucedió con David Ferreiro. El gallego tiene acostumbrada a la afición oscense a continuos desbordes por las bandas, da igual la derecha que la izquierda, pero frente al Dépor se le pudo ver en muchas fases del primer acto cayendo al centro, en la zona del mediapunta, donde se ofrecía siempre para abrir luego a banda.

También pasó con Raba, que salió en la derecha pero que en muchas acciones en las que tenía la pelota en los pies, se desplazaba hacia el centro para aprovechar más su zurda. Los delanteros, Escriche primero y Cristo después, se dejaron caer mucho a los costados para recibir el cuero.

PAPEL DE LOS INTERIORES

Los dos interiores que acompañan a Pedro Mosquera juegan un papel fundamental en la idea de Míchel. Contra el Deportivo, Mikel Rico y Eugeni fueron los que ocuparon esas posiciones.

"Los interiores ganan partidos", dijo el técnico en el entrenamiento previo al primer encuentro de la temporada frente a Las Palmas, en el que los que estuvieron ahí fueron Rico y Juan Carlos.

El entrenador madrileño quiere que los dos interiores tengan mucho protagonismo tanto con balón como sin el cuero. A la hora de atacar, el domingo se pudo ver cómo Rico y Eugeni se movían por todo el frente ofensivo, tanto por el centro como por las bandas, y participaban activamente en las jugadas, y a la hora de defender iniciaban la presión en la salida del Deportivo.

LATERALES PROFUNDOS

En los dos partidos que han disputado los azulgranas se ha visto a Miguelón, Pedro López y Luisinho subir mucho para atacar. Los dos últimos frente al Dépor no pararon de correr por la banda en toda la primera parte, aunque en la segunda bajaron el pistón y se les vio menos.

De hecho, aunque el valenciano y el portugués parezcan los laterales más defensivos (con Miguelón y Galán como los ofensivos), en los primeros 45 minutos tuvieron mucha presencia en los innumerables ataques azulgranas. Y es que Míchel quiere que sus laterales supongan un recurso más en ataque.

SEGURIDAD DEFENSIVA

En 180 minutos de juego el Huesca apenas ha concedido ocasiones a sus rivales. De hecho, posiblemente la única oportunidad clara que le han generado a los oscenses fue el disparo de Christian Santos que supuso el gol del Deportivo.

El equipo se está mostrando muy sólido a la hora de contener al contrario y buena muestra de ellos es que Álvaro Fernández, que se ha mostrado muy seguro con el trabajo que ha tenido, no se ha visto exigido a realizar ninguna parada de mérito.

Etiquetas