SD Huesca

HUESCA-LUGO

El Alcoraz, a Great Place to Work

El Alcoraz, a Great Place to Work
El Alcoraz, a Great Place to Work

U N SELLO ha venido a enriquecer la realidad empresarial: el Great Place to Work. Un gran lugar para trabajar. Los empleados son los protagonistas, y sus percepciones son sometidas al escrutinio de una certificadora independiente que dictamina si está impregnado de una atmósfera amable y creativa.

El Alcoraz , más bien una parte de él, se ha tornado hostil, batallador contra lo propio, en los dos últimos compromisos. Que por cierto se han saldado con tres puntos. Cada uno. Por supuesto, el respetable -por eso se le denomina así- tiene todo el derecho a criticar y expresar su opinión, pero todos debemos saber que la libertad conlleva un efecto que es la responsabilidad.

En una de las tres temporadas más trascendentales de su historia, en esta época dorada, el nivel de exigencia ha crecido quizás hasta más allá del sentido estricto del deber FSSR. No es una crítica, sino un toque para la reflexión que no compete desde luego a los estridentes que abroncan inmisericordemente desde el minuto uno. Quizás poniendo el foco varíe la perspectiva. El caso Valverde debiera alumbrarnos.

Claro está que, naturalmente, la honradez intelectual demanda decir que el primer tiempo de este sábado fue una sucesión de horrores que, en consonancia, se decantó con amenaza de drama. Pero negar que en la reanudación el Huesca disputó una de las mejores mitades de la temporada, e incidir como algunos febriles opinadores sociales en los paseos del esférico por el área oscense obviando las clarísimas y copiosas ocasiones de los oscenses es faltar al rigor y ponernos zancadillas.

Las buenas nuevas, además, consistieron en la recuperación del tono físico, el estreno goleador de Mir y la ratificación de esa sensación real de que, cuando se pone, al Huesca da gusto verle. Míchel acertó de pleno en los cambios sin renuncias a remachar. Y, colorín, colorado, 11 de 15 puntos (ya sabemos que pudieron ser 15). Pero hagamos de El Alcoraz un "great place to work", porque la meta final es "to go up". Aplaudámonos.

Etiquetas